Muy aparte de la participación, Mila Ximénez se viene con todo para ganar esta temporada de Supervivientes 2016 a realizarse nuevamente en Honduras.

La colaboradora de "Sálvame" se está poniendo a punto para dar lo mejor de sí misma en el próximo Reality en el que participará, acudiendo a la academia de supervivencia Escuela Anaconda 1 de Marbella, en donde se ha enrolado en el curso intensivo y de alto nivel de supervivencia. Esto con el fin de poder desenvolverse de mejor manera en la isla donde se realizará el reality.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

En esta academia, la periodista está aprendiendo lo básico para sobrevivir en un entorno adverso, es así que ha aprendido a hacer fuego con pocos recursos, construir un refugio e incluso armar trampas o pescar para no morir de hambre.

Con esta preparación, definitivamente está sacando una seria ventaja en relación a los otros participantes, ya que estaría a punto para el inicio de la aventura en Centroamérica.                 

El curso ha durado 4 días, durante los cuales ha soportado también duras pruebas como lo muestran algunos vídeos publicados en los que aparece al borde del llanto tras completar algunas de las etapas de entrenamiento que estuvo realizando.                   

Para el programa a empezar en abril, en cuanto finalice Gran Hermano VIP, Mila está también luchando con superar su miedo a las alturas para poder saltar del helicóptero que los dejará en el inicio de su aventura.                     

Al termino del entrenamiento, instó a la gente que haya perdido un poco la noción de lo que significa el concepto de vivir, que se aventure a pasar el entrenamiento que ella experimentó para que se reconcilien con lo primitivo e incluso aseguró que volvería a intentarlo.

Vídeos destacados del día

                       

Aunque aun queda algún tiempo para el inicio del programa, tal vez para otros participantes le resulte corto si quieren ir palmo a palmo con la preparación de Ximénez, ya que las habilidades aprendidas en la academia podrían significar la diferencia entre ganar o perder.