Ya es sabido que el amor en Mujeres y hombres y Viceversa no solo se da entre tronistas y pretendientes, sino que las historias pasadas muchas veces no quedan atrás.                             

Un claro ejemplo es lo que se vive entre Iván y Ruth, quienes van cada uno por su vía de tronista, pero no le ponen punto final a lo que viven entre ellos, o al menos Ruth es la que no desea hacerlo, puesto que lo que hizo Iván es como para ya no darle más vueltas al asunto.                                     

Resulta que Iván le ha confesado a Ruth ya no sentir lo mismo que antes sentía, con lo que espera ella pueda centrarse en encontrar el amor entre los pretendientes que aspiran a ser el elegido por ella.

Y esta situación se ve reflejada en el avance de cada uno, puesto que mientras Ruth no termina de convencerse por alguno de sus aspirantes, Iván lo anda tromando con más relajo y avanzando en el objetivo de conseguir pareja.                                    

Recordemos que hace unos meses, Iván fue quien le pidió a Ruth que dejara el trono para que esté con él, a lo que ella no accedió, sin embargo no le pareció la idea que Iván entre como tronista tras la propuesta de los productores y ahora está pagando las consecuencias.                                    

El andaluz admitió aun sentir un cariño especial por Ruth, pero no era la misma magia que algún día fue, es por esto que no pretende ser un estorbo en la búsqueda de esta en encontrar finalmente la felicidad.                        

Finalmente, con el fin de no echar culpa a nadie, Iván afirmó que si no se dio la relación entre ambos en un primer momento, se debió a la negativa de dejar el trono y la recompensa que significa estar ahí, es decir, sacrificaron el poder estar juntos por asegurarse un buen botín por lo que se obtiene el programa.

Vídeos destacados del día

                    

Veremos que pasa en los próximos días entre estos dos personajes que si bien no son de tomar las mejores decisiones, al menos cada uno por su lado merecen encontrar la felicidad.