Sofía Suescun, la nueva tronista de Mujeres y hombres y viceversa y ganadora de Gran Hermano 16, no ha sido la única y última incorporación al programa de citas de Telecinco. Su madre, Maite Galdeano, ha fichado como gancho eventual del programa para dar un plus al trono de su hija. Sin duda, un fichaje bomba que promete dar grandes momentos y sorpresas al trono de Sofía. En su primer día de grabación, Maite Galdeano ha entrado pisando fuerte, dejando claro quién es la Galdeano y revolucionando por completo al plató de Mujeres y hombres y viceversa, ante la divertida mirada de su hija, que ha apoyado en todo momento a su progenitora.

Ambas, madre e hija, han repasado sus grandes momentos por Gran Hermano 16.

Maite, aprovechando la ausencia de Ruth en el trono, ha querido probar el trono, bromeando incluso con la posibilidad de convertirse en la nueva tronista del programa, junto a Iván y a su hija. Ha tenido palabras para los pretendientes de Sofía, a quienes ha animado a conquistar y a luchar por el amor de su hija y ha advertido. "Quien le haga daño a mi niña, se las verá con la Maite". Por otro lado, la ex concursante de GH16 ha tenido palabras para Ruth, a quien ha animado a marcharse del trono por aburrida y sosa. 

Preguntada sobre qué espera Maite del trono de Sofía, la de Pamplona ha manifestado su deseo de ver a su hija enamorada y feliz con un hombre de los pies a la cabeza. Espera, del mismo modo, que su hija no pierda la cabeza por un "niñato", como ya le pasó en la casa de Gran Hermano con Suso y Ricky.

Vídeos destacados del día

A la madre de Sofía no le ha faltado tiempo de tirarle la caña a varios pretendientes de su hija y al propio Iván, a quien ha llegado a preguntarle cómo le sentaría verla a ella de pretendienta suya. Este primer programa de Maite como gancho de Mujeres y hombres y viceversa lo podremos ver la semana que viene, después del parón que se ha tomado la cadena por Semana Santa. Durante los próximos días, además, veremos la despedida de Ruth de su trono, que dejará por varias semanas para decidir si sigue o si se marcha.