Sofía Suescun, ganadora de Gran Hermano 16, ha llegado como una bendición a Mujeres y Hombres y Viceversa. Después de varios tronos fallidos -todos los que han venido saliendo desde que Steisy y Samira compartieron trono- y de ver cómo la audiencia del programa caída en picado cuando eran las féminas las que ocupaban cuota de pantalla, el aterrizaje en el plató de MYHYV de la navarra ha supuesto todo un incentivo para todos.

Por un lado para la productora, quien ha visto como su forma de ser, natural e impulsiva, que ya le ha empezado a traer problemas en su desembarco en el plató principal de Telecinco, está descolocando a dirección, tronistas, pretendientas y público, tal y como quedó claro en su primer programa en el que dejó claro que ella va a hacer lo que le diga el corazón, independientemente de los problemas que esto le traiga.

De esta forma vimos como la de Pamplona no tuvo rubor alguno en pedir a tres de los pretendientes de Ruth, compañera suya en el trono, se pasasen a su lado, o al menos compartieran un cita con ella, dado que la atracción física que la joven sentía era evidente y dado que estaría encantada de conocerlos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Un movimiento que no ha gustado nada a Ruth quien parece haberle hecho ya la cruz a la nueva tronista, siendo las tiranteces que entre ambas se palpan sólo un inicio de lo que nos espera por ver en las próximas grabaciones.

Ya que recordamos a la audiencia que existe un desfase de varios días entre lo que se graba y lo que se emite en Telecinco cada tarde.

En este sentido, las miraditas de Sofía tanto con los pretendientes que le gustan de Ruth, como con algunos integrantes del trono masculino, irán a más, descolocando a pretendientes, tronistas y hasta a Emma García, presentadora de este espacio y que se dará cuenta de que es imposible saber por dónde va a salir la hija de Maite en MYHYV.

Hugo Paz, uno de sus próximos pretendientes, con el que ya se la ha relacionado, promete poner chispa y subir la temperatura con Sofía. No se pierdan este trono porque promete.