La incalificable acción de estas dos descerebradas a las que su animadversión por Carlos Lozano, el hombre que rechazo sus avances erótico festivos, ha hecho que protagonicen la peor acción que se ha visto en un ‘Gran Hermano’ introduciendo su cepillo de dientes en el váter y más tarde evitando cambiarlo por el nuevo que la organización les había dado, consintiendo ambas y sobre todo Belén que comía tranquilamente, ver como Carlos se lavaba los dientes con el cepillo lleno de gérmenes, ha resultado por fin sancionada gracias a las redes sociales.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Además ambas, con nocturnidad y alevosía hicieron planes para echarles a Carlos y a Fran aceite hirviendo en la cara, así como por casualidad mientras cocinaban e incluso Charlotte fue un paso más allá asegurando que su familia haría que le diesen una paliza.

¿Se puede consentir fabular con este grado de violencia?

Rápidamente las benditas redes sociales se pusieron en marcha al mismo tiempo que lo hicimos los comentaristas del Reality para que la audiencia supiese lo que estaba pasando, presionando así para que se sancionase un comportamiento claramente delictivo ya que ni la organización ni Telecinco en sus programas parecían dispuestos a tomar medidas.

Ayer e inmediatamente después de conocerse que las ‘cuñis’ serían nominadas directamente, sin posibilidad de nominar ellas mismas a sus compañeros ni de salvarse, Belén Roca fue llamada al confesionario donde estuvo unos quince minutos para al salir pedir una cazadora y unas gafas de sol, regresar al confesionario y abandonar el concurso sin despedirse de sus compañeros mientras la organización emitía un comunicado: ‘Motivos familiares la obligan a abandonar el concurso’.

Ignoramos cuáles son esos ‘motivos’ y deseamos que todo se solucione rápidamente, pero no deja de resultar sorprendente la relación causa efecto.

Vídeos destacados del día

Es esta noche cuando las ‘cuñis’ debían conocer el castigo disciplinario que lógicamente acarreará el escarnio público al saber sus compañeros y especialmente Carlos Lozano, su despreciable acción. Será Charlotte la única en ser sancionada en directo.

Lo cierto es que al poco de la salida de Belen de la casa de Guadalix desaparecían de su cuenta de twitter unos twitts en contra del presentador al que nuevamente se insistía en llamarle ‘maltratador psicológico’ y en invitar a la audiencia a votar para echarle.

Sorprendente también la reacción de la ‘cuñi’ Charlotte que mientras Belén ha estado en la casa ha estado unida a ella como un apéndice pero que una vez desaparecida ni ha llorado ni se ha rasgado las vestiduras. Al contrario, la vimos ayer y la estamos viendo hoy muy relajada y sonriente hablando de lo único que sabe: canciones y realities como si en vez de abandonar Belén lo hubiese hecho su ‘enemigo’ Fran. ¿Curioso no?

No me cansaré de decir que este año la audiencia está imparable y no se deja manipular, así que pese al acoso y derribo máximo que desde ‘Sálvame’ y todos los programas de Telecinco se está haciendo contra el mejor concursante del reality, no será Carlos Lozano quien abandoné esta noche Guadalix y seguramente veremos desfilar en plató a Sema con su impagable tutú y sus aires ‘divinos’ o eso cree él.