El año pasado cuando Belén Esteban estuvo en Gran Hermano Vip fue el personaje más mediático. No siendo la primera vez que participa en un Reality, así como tampoco estuvo exenta de sospechas sobre su victoria, la realidad es que aquel concursante que por activa o pasiva se enfrentaba con ella era expulsado/a a la siguiente semana y ella siempre gozaba de una cierta superioridad y un estado de privilegio para decir todo lo que quisiera.

       En su programa parece pasar lo mismo tanto ella como sus amigos y fieles lacayos como el caso de Kiko Hernández parecen estar por encima del bien y del mal en el programa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

De su pasado apenas se habla, apenas lo mencionan, nada de si deben o no dinero por negocios anteriores, amores pasados y encima se cree en calidad de poder difamar a toda aquella persona que lo cree, eso sí siempre a las espaldas y en ausencia de ella.

       Sin embargo el otro día fue noticia como Kiko Hernández y otras personas de allí no pierden la ocasión para ser el perro guardián de quienes faltes, igual que Belén Esteban parece que ser amigo/a de Patiño es algo vital para Kiko Hernández.

Un Kiko Hernández capaz de humillar públicamente como hizo a Lidia Lozano con tal de llevarse la palmadita en la espalda.

       No es la primera vez que algo así sucede, con todo el asunto sobre Kiko Matamoros, su pareja y sus hijos sucede algo así. Parece ser que atacar a la pareja de Kiko Matamoros es algo primordial, sin importar que hace unos  meses Matamoros fuera amigo, ahora los perros cogieron su presa y no la soltarán hasta que no la vean humillada y torturada.

       Esta actitud es el reflejo de la parte más miserable y ruin del ser humano, un ataque como los lobos o las hienas que su cobardía les impide atacar uno a uno, siempre en manada y sobre una presa solitaria. Antes se hablaba del eje del mal y colaborador al que cogían los destrozaban, Terelu, Lidia, Rosa, Raquel… daba igual el único objetivo era desacreditar a quien opinaba lo contrario.

        Ahora ese eje del mal de ha roto, la manipulación existente donde no se hablan de las parejas de ninguno/a de ellos/as, y algunos están inmersos en asuntos delicados, como se pixeló una portada para que no saliera información contraproducente de alguien cercano son la tónica habitual.

Vídeos destacados del día

Eso sí ellos indagan en la vida no sólo de los famosos también de sus parejas, sus familiares, asuntos ajenos a la fama, con el único objetivo de desacreditar.  Más allá de si Toño engañara o no a Esteban, ¿Ha sido necesario ese desfile de personajes desacreditando e insultando al ex representante? Seguramente no, pero las malas personas disfrutan del mal ajeno.