Hace mucho que a Jorge Javier no se ve le cómodo en su papel de ‘dueño del cortijo’ en un ‘Sálvame’ cada vez más a la deriva y dónde no se ofrecen contenidos de peso, pero si grandes broncas entre los propios colaboradores que no dudan en fagocitarse mutuamente en aras de una audiencia que si bien todavía no les ha abandonado masivamente si va reduciéndose semana a semana.

Empezó el presentador a distanciarse de ‘Sálvame’ cuando abrió su academia ‘Laboratorio de la voz’ para luego empezar a hacer sus pinitos como empresario teatral y algo más tarde lanzarse a conquistar los escenarios con el musical basado en su primer libro autobiográfico ‘Iba en serio’ lo que le obligó a ausentarse durante unos meses de la conducción diaria del programa que dejó en manos de Paz Padilla la humorista que él sabe nunca le va a hacer sombra.

Volvió a ausentarse para grabar ‘Got Talent’.

Jorge Javier sabe que es su proyección mediática en ‘Sálvame’ la que hace que llene los teatros donde representa la obra, pero no ha conseguido convencer a los entendidos ya que las críticas no han podido ser más contundentes. Ni es actor ni es cantante y le salva el estar arropado por muy buenos profesionales que logran conseguir en parte maquillar una megalomanía, que el público de su programa todavía sigue aplaudiendo aunque no tanto como antes.

Desde su regreso han sido constantes sus ausencias y cuando presenta el programa se le ve muchas veces como ausente, disperso y soltando extrañas moralinas a la hora de juzgar el trabajo de los colaboradores a los que no duda en dejar ‘con el culo al aire’ como vulgarmente se dice. Se comporta como un nuevo Frankestein, que tras la creación del monstruo y viendo que no era lo que había supuesto renegó de su creatura.

Vídeos destacados del día

Hay una frase que repite con demasiada frecuencia: ‘No sé qué hago trabajando aquí’.

La semana pasada los espectadores pudieron presenciar un nuevo brote del presentador, cuando tras un nuevo desencuentro entre Kiko Matamoros y su hijo Diego a quien la novia de Kiko ha interpuesto una demanda, los colaboradores se enzarzaron en acusaciones. Jorge Javier saltó llamándoles ‘pesados’ para concluir con una frase lapidaria: ‘Yo os lo tengo que decir y me voy a arrepentir pero lo voy a decir porque me voy dentro de poco: ¡Sois unos talibanes! ‘Menos mal que me voy dentro de poco’.

De hecho este lunes ya no estará al frente del programa. Se aleja supuestamente por un mes del que parece haberse convertido en su suplicio diario, aunque seguro que él volverá a negarlo. Se va durante quince días a grabar un programa de aventura para ‘Planeta Calleja’ y otros quince días de gira ‘triunfal’ con su obra de Teatro, por lo que es más que probable que su ausencia se prolongue un poco para tomarse unas vacaciones después de un mes de duro trabajo.

En declaraciones a ‘Lecturas’ su revista de cabecera, afirma que aunque le da miedo lo que podría pasar después: ‘Soy joven, tengo 45 años y me apetece explorar otras cosas’. Es un continuo ‘quiero y no puedo’ para intentar dejar un programa que se ha convertido en un estercolero que huele cada día peor y que está muy por debajo de la categoría que él quiere alcanzar. Jorge Javier deja ‘Sálvame otra vez ¿Para siempre?