Uno de los presentadores más famosos de la Televisión está viviendo sus últimos meses como cara visible en la pequeña pantalla. Al menos eso es lo que se desprende de la entrevista realizada hace un tiempo en su casa, Telecinco, ante María Teresa Campos en el programa 'Qué tiempo tan feliz'.

Allí el catalán reveló por primera vez que lleva un tiempo "despidiéndose" de sus compañeros y jefes sin saber por qué y que ahora, después de haberlo madurado, tiene claro que es porque su tiempo como presentador y como personaje público tiene las fechas contadas antes decir adiós a la televisión para siempre.

En cuanto a los plazos, este no ha querido soltar prenda para no pillarse los dedos, pero lo cierto es que todo hace indicar que serán justo dentro de dos años, cuando su contrato con Mediaset expira y que, tal y como se desprende de sus declaraciones al respecto, no renovará para así emprender una vida mucho más tranquila junto a su pareja.

Es de hecho esta quien está en parte detrás de esta decisión, ya que según Jorge Javier, después de haber pedido que haga un esfuerzo durante mucho tiempo le debe atención, cariño y una vida de verdad de pareja que no han podido tener debido a la gran cantidad de compromisos profesionales que atañen a J. J.

Y es que más allá de la televisión, cabe destacar que la Jorge Javier Vázquez compagina su presencia en programas como Sálvame, el Deluxe o Got Talent con su faceta de escritor y de director de escena, siendo el teatro su otra gran pasión a la que poco a poco le va dedicando más tiempo.

Además de retomar con fuerza estas actividades, antes de nada lo que tiene previsto es marcharse durante un tiempo, años quizás, a vivir lejos de España con su marido a desconectar de todo y disfrutar de la fortuna que poco a poco ha ido acumulando en la última década como conductor estelar de Telecinco.

Vídeos destacados del día

Parece que se lo ha ganado.

La noticia, eso sí, como era de esperar, no ha gustado mucho a sus miles de fans que llevan años siguiendo todo lo que hace el presentador.