Tremenda caída la padecida por la presentadora de Gran Hermano, Mercedes Milá, en las montañas del norte de Italia mientras esquiaba en una de las actividades programadas por el Congreso Anual de Periodistas Esquiadores (SCIJ) en la localidad de Sestriere.

Después de una larga jornada recorriendo las faldas de las montañas norteñas del país transalpino, Milá, que es una experta esquiadora, fruto del cansancio, y cuando solo quedaban unos cien metros para finalizar la pista y la agradable jornada esquí, sufrió un aparatoso accidente.

Tal y como relatan testigos del mismo, la conductora española, algo menos fina después de muchas horas de deporte seguidas, aflojó sus piernas en el último de los descensos programados lo que provocó que durante una maniobra Mercedes perdiera el control de los esquís y se fuera a la nieve, con tan mala suerte de que las fijaciones que debieron saltar en el momento de la caída es quedaron en su sitio, lo que le provocó la rotura de la meseta tibial de su pierna.

Al estar acompañada en todo momento, sus compañeros de actividad deportiva no tardaron nada en encontrar ayuda y solicitar a los médicos que fueran en su auxilio, no tardando más que unos pocos minutos en llegar a la zona del siniestro, donde Mercedes Milá fue atendida, tal y como se puede ver en la fotografía adjuntada en esta noticia.

Desde allí, después de una primera exploración rutinaria, la presentadora fue evacuada al hospital de Turín, donde tuvo que ser atendida y operada de urgencia sometiéndose a una cirujía obligatoria para paliar los daños padecidos fruto de la rotura de su tibia.

Atendida por el doctor Oprandi, uno de los cirujanos que más solera tiene y más y mejor conoce el tipo de lesione que se producen esquiando en esa zona del norte de Italia, los compañeros de viaje indicaron que siempre estuvo positiva, tranquila y esperanzada en que todo fuera bien.

Según hemos podido saber, la operación ha sido un éxito y Milá quedará como nueva tras un mes portando muletas. ¡Que no sea nada!.