Las 'cuñis', como así se hacen llamar Charlotte y Belén Roca en Gran Hermano VIP 4, están con un pie fuera de la casa. Los últimos acontecimientos vividos con Carlos Lozano, la pesada broma de tirar su cepillo al water para que él después, sin saberlo, lo usara con total normalidad y demás comentarios violentos hacia su persona han conseguido que el programa se esté planteando tomar medidas serias en contra de las dos concursantes, que incluso podrían jugarse su expulsión directa de la casa por apología a la violencia o por utilizar el acoso y el maltrato con total frivolidad.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Por si esto fuera poco, un comentario extraído de una conversación que ambas han mantenido a altas horas de esta misma madrugada podría ser la gota que colma el vaso. ¿Expulsión disciplinaria para ambas?

Anoche, durante una de las muchas conversaciones de 'Las Cuñis' en contra de Carlos Lozano, los espectadores del 24 horas se quedaron impactados con un comentario que, para muchos, resulta intolerable y merece ser sancionado con la expulsión directa.

Hablando del presentador, las dos concursantes aseguraron que se merecía una paliza y estuvieron maquinando cómo podían vengarse de él (por si lo del cepillo no les ha parecido suficiente). "Podíamos tirarle aceite hirviendo en la cara", comenta Charlotte. Entre risas, ambas comentan lo que podrían hacerle al presentador y fantasean con las posibles consecuencias que sus actos traerían fuera de la casa. Una mezquindad que ha indignado a la mayor parte de espectadores.

Muchos espectadores, defensores y no defensores de Carlos Lozano, se han unido para recoger firmas y exigir a la dirección del reality que no se permita ni un solo comentario o acto más que incite a la violencia o a la agresión física hacia otro concursante. Belén y Charlotte están en el punto de mira, no solo para la audiencia sino también para el programa, que este mismo martes o el jueves podría hacer efectiva una dura sanción que pondría en peligro la permanencia en la casa de ambas concursantes.