Anoche, vivimos uno delos Debates de Gran Hermano VIP más tensos e interesantes que recordamos desde el inicio de esta cuarta edición de los VIP. Suso, Raquel y Maite Galdeano, algunos de los ex concursantes de Gran Hermano 16 con más tirón mediático, regresaban a la casa de Guadalix de la Sierra para degustar una cena ofrecida por los propios concursantes de GHVIP4, como parte de la nueva prueba semanal. Durante la velada pudimos disfrutar de grandes momentazos, auténticas confidencias y hasta un incipiente tonteo entre Suso y Raquel. Muchas de estas imágenes se vieron en directo en el Debate, otras no se emitieron, aunque sí se pudieron seguir por el canal 24 horas de la App.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

En este artículo, te resumimos los mejores momentos de la cena y que Telecinco no emitió. ¡No tienen desperdicio!

Raquel y Suso volvían a reencontrarse tras más de dos meses sin hablarse y sin verse, justo después de finalizar su relación sentimental.

Anoche, bien pudiera haber sido el día de la reconciliación entre ambos ex concursantes, ya que en el canal 24 horas pudimos ver varios intentos por parte de Suso de volver a acercar posturas con su ex. "Raquel, ¿te han crecido los pechos?", "¿Cómo te enamoraste de mi, eh Raquel?" fueron algunas de las perlas que el catalán le soltó a su ex, que esquivó con gran elegancia cada uno de los puntazos de Suso. Por otra parte, los intentos de Maite Galdeano por conquistar a Carlos Lozano fueron, sin duda, los grandes protagonistas de la noche. Tanto fue su empeño que la de Pamplona acabó cabreando al presentador, que inclusó llegó a negarse a servir la comida a la madre de Sofía. Un desafortunado comentario sobre Miriam, la novia de Carlos, sirvió para que el finalista de GHVIP llegara a cabrearse con la de Pamplona.

Vídeos destacados del día

"Tú te tienes que venir conmigo, a la peruana la mandamos para su país. ¿Qué haces con una niña de 22 años? Mejor con una madurita como yo", le llegó a decir Maite a la vez que tocaba cada una de las partes del cuerpo de Carlos, que avergonzado y descompuesto abandonó el improvisado restaurante.