Alejandro abandonaba ayer para poder estar junto a su hijo en las pruebas médicas que tiene que pasar. Un gesto normal en todo padre que se precie, pero que ahora seguidores y detractores ensalzan como si fuese algo excepcional y motivo para elevar a los altares a un concursante mediocre y falso con quien ha tratado de ayudarle.

La pasada semana era el villano a quienes todos reprochaban el haber pergeñado junto con Fran una broma cruel contra su ‘amigo’ ¿O es que no tenemos memoria? Hoy se le ensalza a bombo y platillo por hacer lo que cualquier bien nacido.

A Fran se le dejó salir de la casa y volver es de suponer que estas pruebas duren días y por eso no se ha podido hacer lo mismo con Alejandro.

Puesto en esa disyuntiva ¿Qué esperaba la audiencia que hiciese? Su salida en estas circunstancias era la única posible. Tratemos de ser un poco objetivos.

En la casa, la ‘pandilla basura’ se relame haciendo cálculos y alguno de los que se sabía defenestrado por falta de votos ahora sueña con alcanzar por lo menos el tercer puesto en el Olimpo del estercolero. Es el caso de Rappel, el  tirador de cartas ful que no acierta ni una de sus predicciones y eso que según su mente obnubilada dice que es uno de los mejores del mundo. Permitidme que me ría. Gran parte de la constante lengua venenosa que exhibe Laura Matamoros ha sido propiciada durante todo el concurso por el falso vidente. Se ha juntado el pan con las ganas de comer y el resultado lo estamos viendo día a día.

La elegida por Telecinco como ganadora lo tiene cada día más difícil por toda la basura que ha arrojado diariamente sobre Alejandro y Carlos.

Vídeos destacados del día

Al Mr. Se lo decía a la cara, con Carlos hasta hace muy poco no ha tenido los arrestos, de hecho sigue mandando a sus esbirros: Rappel, Laura Campos y Dani a que le hagan el trabajo sucio. Tras la salida de su hermanastro la ‘favorita’ se convirtió en otro mueble maledicente ayudada siempre por sus acólitos y con Rappel cual compresa dándole alas.

Laura mientras, se ha dedicado a poner cara de cabreo permanente, dar malas contestaciones y a criticar a diestro y siniestro que es lo que mejor se le da. Llevamos días sin verle hacer otra cosa cada vez que se junta con uno o varios miembros de la 'pandilla basura'. Demasiado 'piky piky' y demasiada mala entraña.

Verla deambular por la casa con ese rictus de asco que luce de la mañana a la noche da grima. Una pena para los que la siguen apoyando contra viento y marea y que a pesar de no querer ver ni escuchar no tienen más remedio, aunque no lo admitan, que comprobar como su princesa se ha convertido en rana.

Por suerte mañana es jueves y gracias a la falta de votos veremos salir de ‘GH VIP 4’ a uno o dos de los compinches de Laura Matamoros, casi seguro Laura Campos y/o Dani Santos  a quien se debería haber expulsado por su asqueroso comportamiento hacia Carlos, cuando de madrugada le sometía a un verdadero acoso y derribo con el beneplácito de ella que entonces si sonreía.

Aunque sería un punto que saliese Rappel quien sigue con su campaña contra Carlos, siempre por detrás, e incluso se permite querer influenciar a la audiencia que debe considerar es además de tonta, ciega y sorda.

No será nada fácil tras estas últimas semanas y a pesar de sus acérrimos fans que Laura Matamoros sea finalmente la ganadora de ‘GH VIP 4’. La audiencia tiene este año en sus manos que gane quien realmente lo merece a pesar de los tejemanejes de Telecinco y de la jauría de ‘Sálvame’.