Poco a poco parece que la vida vuelve a sonreir a Julián Contreras Junior tras su paso por Gran Hermano VIP 4 ya que el hijo de Carmina Ordóñez, tras solucionar una serie de problemas económicos, ha encontrado a la mujer de sus sueños.

Eso es lo que ha revelado la revista Pronto y otros medios de información cuché en relación a cómo es el presente del que fuera concursante del reality decano de la televisión española en su versión VIP de este año y que abandonara a mitad de su participación después de no podr superar distintas desavenencias dentro del encierro y de sufrir algún episodio depresivo.

Un capítulo, este último, que según fuentes cercanas a Julián, estaría también mejorando debido al tratamiento que este seguiría en curso y que le estaría viniendo muy bien una vez ha dejado de estar conviviendo con personas que él consideraba "tóxicas" y que llegaron a hacerle mucho daño desde el punto de vista anímico teniendo que abandonar por el bien de su salud mental.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Además de estar mejor de salud, según indican estas informaciones, Julián Contreras Junior habría aprovechado también las ocho semanas que este habría pasado, y por lo tanto cobrado, en GH VIP 2016 para embolsarse cerca de 70.000 euros que le habrían servido para tapar una serie de agujeros que estaban pendientes de cobro y ahorrar alguna cantidad que tiene previsto destinar a futuros proyectos.

Proyectos en los que a buen seguro estará integrada la que es su nueva chica y que ya ha presentado en pequeños círculos de manera formal y de la que quiere mantener al margen de los focos y las cámaras, si bien ya les adelanto que no tardaremos en revelar su identidad y todo lo que hace, deja de hacer, gusta y disgusta en cuestión de días.

Lo que sí podemos revelar es que, personas muy cercanas a Julián Contreras Junior han indicado que desde que ha conocido a su nueva pareja, tras su paso por GH VIP 4, a este se le ve mucho más feliz y con ganas de vivir y afrontar proyectos de futuro. Ojalá les vaya genial. ¡Suerte!.