El festival de la canción de Eurovisión ha marcado tendencia en los últimos años hasta la fecha, convirtiéndose en ese espacio, el cual la familia y amigos se juntan para ver si su país gana o no. En el caso de España, dos han sido los triunfos, y esta vez los que nos renovamos somos nosotros, cambiando el español por el Inglés, algo que a la RAE no le ha sentado nada bien.

Sin embargo, la que si que se renueva radicalmente es esta nueva edición del festival, la cual nos traerá un estrés y nerviosismo inapagable hasta el final del certamen.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

La organización de Eurovisión, que ya realizó cambios en el sistema de votación hace algunos años, ha decidido dar un giro radical.

A partir de este Mayo, los votos del jurado serán los que emitan nuestros representantes en directo desde cada país, como el año pasado hiciera Lara Siscar.

Sin embargo, el televoto se retirará de esos puntos y se anunciará al final, sumándose todos los televotos  de los países y comunicándolos de la puntuación más baja  1 hasta el 12.

De esta manera, la EBU, pretende, no solo innovar y darle un giro de tuerca a la mecánica vigente, sino mantener a toda una comunidad europea y no tan europea, con la reciente incorporación de Australia, en vilo hasta el final.

Para más artículos, pincha aquí

La última entrevista, no te la pierdas, aquí.