Como ya es costumbre, los capítulos semanales de Dragon Ball Super van dejando grandes incógnitas en el Fandom. Efectivamente, Gokú ha perdido la segunda batalla del torneo, por lo que su descalificación ha sido inmediata. Todos se quedan asombrados, excepto Botamo, quien aún sigue triste por haber perdido en la batalla anterior. 

Milk va a recoger a su esposo, demostrando no ser la tan histérica mujer que habíamos estado viendo en capítulos pasados. Aún así, sabemos que el romance entre ambos es una de los romances más envidiables en todo el mundo. Frost se gana los aplausos por su gran victoria e incluso sigue mostrando un lado amable y ofrece sus condolencias a su rival Gokú. 

Al parecer, según la traducción,Gokú seguiría luchando, pues aún le estaría quedado el turno de Majin buu.

Por otra parte, Champa se jacta de haber ganado esta batalla sacando de quicio a Bills. En los avances del próximo capítulo, vemos que siguen teniendo problemas entre ambos y llegan al extremo de necesitar la intervención de Vados y Wiss.

Es el turno de Piccolo para luchar., este sabe que no está al nivel de ganarle a Frost, pues si Gokú ha perdido, qué tanto podría hacer Piccolo. Sin embargo, este nos sorprende quitándose nuevamente la ropa pesada como lo hacía en los viejos tiempos. Efectivamente, el guerrero nameku utilizará su famosa técnica del makkankosappo, con la cual pretende derrotar al emperador del universo seis.

Piccolo utiliza la habilidad para crear varios clones de él mismo para distraer a su rival y así reunir energía para su habilidad especial. Sin duda, nos ha quedado claro que este guerrero nameku es el mejor estratega de la serie, pues llegó a poner en aprietos a Frost, llegando incluso a estar a punto de vencerlo, si no fuese por la trampa que utilizo este sujeto, pues cuando Pikoro ya prácticamente ha perdido la batalla, Frost lanza un ataque mortal que pudo haber acabado con la vida del mismo.

Vídeos destacados del día

Es en este momento, cuando empezamos a ver lo despiadado que puede ser Frost.

Por fin se revela la razón por la cual perdió Gokú. La teoría que iniciamos acerca de esto, resultó ser cierta. Frost habría estado usando una especie de aguja, que según él, está integrada a su cuerpo naturalmente, pero definitivamente, aquello no está permitido. Jaco se da cuenta de todo ello y Champa pretende aniquilarlo.

Champa es totalmente bueno, pero a partir de ahora no podríamos pensar lo mismo de su asistente Vados, quien ha revelado la verdadera procedencia de Frost. Este comanda a los piratas galácticos y al parecer Cabe se sorprende de esto, dándonos la impresión de que este saiyajin no resultará ser tan fuerte después de todo.

Piccolo le cede su turno a Vegeta, auto descalificándose a sí mismo. Vegeta menciona que es imposible que Freezer sea bueno en el otro universo, por ende, la siguiente batalla entre ambos, será una especia de Venganza por parte del príncipe de los saiyajins.

Vados revela no haberle importado el lado moral de sus integrantes, por lo que, Frost es la prueba irrefutable de ello.

Pero la duda más grande a saber es quién es Hit. Pronto descubriríamos esto, pues este por fin daría un breve espectáculo de su fuerza en el próximo episodio. Sin embargo, Vados daría la impresión de ser aún más misteriosa que Hit. ¿Te lo vas a perder?.