Dragon Ball Super es sin duda alguna, una de las series más vistas en los países de habla hispana, tanto por ser una secuela directa de la aclamada serie del maestro Akira Toriyama como por la expectativa que genera el volver a revivir una serie con ya 30 años de existencia.

Pero esta fama no evita que la saga actual que se está emitiendo tengo sus altos y bajos, teniendo inclusive más cantidad de días negros que episodios de buena acogida.

Si analizamos el porcentaje de rating total de Dragon Ball Super en el Top Ten de animes lanzado cada semana en Japón, veremos que solo en dos ocasiones se ha superado el 7% del total general, estando muy por debajo de los primeros que llegan superar el 13% normalmente.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

entonces viene la pregunta de rigor. ¿A qué se debe la poca audiencia de Dragon Ball Super?

Hay que tomar esta pregunta con pinzas y tratar de encontrarle respuesta con la misma precisión.

Cabe indicar que este porcentaje es una comparación contra la audiencia de otros animes, por lo que no dejan de ser cientos de miles de personas las que se prenden de la serie cada fin de semana, así que numéricamente la serie SI tiene acogida, fieles seguidores y fanáticos nuevos que se han enganchado con la serie, pero al parecer esto no es suficiente como para estar entre los primeros lugares de aceptación.

Veremos algunas de las posibles causas de que la serie no genere mayor impacto en el público.

  • Si bien inicialmente el estreno de la serie llamó la atención y generó expectativa, gran número de seguidores se decepcionó al enterarse que se haría una versión extendida de las dos últimas películas estrenadas en cines, alegando que de saber que se transmitirían en la serie no hubiera sido necesario la asistencia a las salas.
  • Los gráficos de los primeros capítulos fueron en su mayoría terribles (no malos ni feos, terribles) tanto así que se hicieron bromas y memes acerca de la pobre Animación de Gokú y el mundo de Dragon Ball. Esto podría haber generado que algunos fanáticos se alejen de la serie.
  • Los capítulos de relleno, si bien son realizados para darle un respiro al manga y no se atropellen entre si, muchas veces resultan ser tediosos, causando malestar general en el público y dejando en algunos casos sin la expectativa prevista para captar mayor audiencia para el siguiente episodio.
  • La historia del manga también podría jugar en contra de la saga animada, puesto que aquellos que ya conocen la historia por haber leído con antelación la versión estática, no sentirían esa obligación de fanático de estar pendiente y pegado a la transmisión cada semana.

Ahora podemos tener un poco de comprensión con los números registrados del anime, pero sólo esperamos que pueda captar mayor público, ya que, aunque está asegurada la emisión de los más de 100 episodios pactados al inicio, no cabe duda que lo mejor que podría pasar al finalizar la serie sería que los creadores opten por continuar con ella de alguna manera al saber que aun habemos muchos fanáticos que siempre estaremos pendientes de lo que pase en el mundo de la Esferas del Dragón