Ya desde hace unas semanas venimos viendo problemas entre la pareja formada por Mónica y Pedro, pero hoy, tras una "insufrible" última cena, la de Lugo termina por sacar de sus casillas a Pedro, increpándole reiteradamente su poco empeño en encauzar el matrimonio, actitud que termina por enervar al arquitecto madrileño. Mónica ha pasado del reproche al enfado y del enfado al llanto, situación que ha ido minando la paciencia de Pedro. Al acabar la cena, y ya en el coche, Pedro se explaya y suelta unas cuantas perlitas que dejan entrever cuál será la posible decisión de Pedro respecto al divorcio: "No estoy enamorado de ti, ni me gustas", "La mujer que yo quiero a mi lado no quiero que tenga esos comportamientos" o "No puedes obligar a nadie a que ame" son frases que han descorazonado a Mónica, quien ha pasado del llanto a la furia.

Mónica no ha podido reprimir su enfado y ha encarado duramente a Pedro culpándole de no poner nada de su parte y de su actitud fría y distante.

Más tarde, la pareja se acerca y trata de calmar la situación, pero a la mañana siguiente el agua vuelve a su cauce y los enfrentamientos continúan de nuevo reflejando el hastío de Pedro y la desilusión de Mónica. Llega entonces la hora de la despedida, ya que ambos deben sopesar individualmente y en la distancia su decisión de continuar o no con el matrimonio.

Aunque esta pareja de 'Casados a primera vista' comenzó con pasión su andadura matrimonial, los días de convivencia, la pasividad de Pedro, los celos de Mónica, su actitud controladora y el choque de caracteres entre ambos ha desgastado la incipiente relación y, especialmente, todo interés por parte de Pedro.

Vídeos destacados del día

¿Qué decidirá la pareja, apostar por seguir conociéndose o desistir y salir corriendo de una relación condenada al fracaso? La semana que viene conoceremos la resolución de ambos, aunque a tenor de lo que se deja ver en las redes, parece que a día de hoy no se echan piropos precisamente y en el twitter de Mónica Ceide se pueden leer retweets nada favorecedores para Pedro, de quien dice tener una doble cara delante y detrás de las cámaras. ¿Acabarán como Andrea y Bernardo?