La profesionalidad de Ylenia Padilla está quedando en entredicho en estos últimos días gracias a la filtración de un polémico audio en el que podemos escuchar la voz real de Ylenia, sin retoques ni arreglos informáticos, cantando su hit Pégate. Tras esta filtración, además, el programa Cazamariposas, de Divinity, ha podido contactar con el gerente de la última discoteca que contrató a Ylenia para uno de sus bolos, que tuvo lugar el pasado sábado en Valencia. De esta forma, hemos podido conocer que Ylenia, además de no cantar nunca en directo su canción y, a veces, ni siquiera se esfuerza en mover los labios, pide cobrar un plus cada vez que suena su canción y hace como que la canta en directo.

Helados nos hemos quedado al conocer que la rubia máxima de Telecinco cobra, nada más y nada menos, que 700 euros extra (a sumar por su caché cerrado en cada bolo) por hacer como que canta Pégate y por contonearse al ritmo de su canción.

Por si esto fuera poco, Ylenia se toma ciertas licencias respecto a lo que dice en su contrato. Al menos, así lo cuenta el gerente de la discoteca Deseo 54 de Valencia. Según su gerente, Ylenia tenía contratado estar en el photocall haciéndose fotos con los asistentes a la discoteca hasta las 05.30 h de la madrugada. A pesar de ello, Ylenia aguantó poco más de media hora, mucho menos de lo que se había fijado anteriormente a la hora de contratarla. Del mismo modo, el gerente hizo referencia a la actitud de la rubia. "Tenía un humor extraño, no sabíamos por donde pillarla...", asegura. Por si esto fuera poco, son muchas las personas que asistieron a ese bolo de Ylenia las que han querido contar su experiencia en las redes, afirmando que la actitud de Ylenia dejó mucho que desear. "Ver a Ylenia en Deseo me pareció una estafa", asegura uno de los asistentes.

Vídeos destacados del día

A pesar de las licencias que se tomó Ylenia durante el bolo y su actitud malhumorada, el gerente asegura que nunca habían visto una acogida tan buena por parte del público como la que le hicieron a Ylenia. "Era como si fuese Madonna", asegura. Es cierto que, a día de hoy, Ylenia Padilla es uno de los rostros televisivos con mayor tirón y con un mayor caché, pero los últimos audios de la rubia y sus últimas apariciones en público con un humor poco amigable podrían ir cerrándole las puertas a medio y largo plazo. ¿Debería Ylenia cuidar a quienes le están dando trabajo?