Los últimos capítulos de "¿Volverías con tu ex?" han sido muy intensos. Tras la partida de Bárbara, la ex de Luis los acontecimientos se desenvolvieron rápidamente. Ya había un cierto caldo de cultivo que propició un conflicto que permanecía latente en parte pero también ha habido nuevos cambios de ‘equipos’.

Oriana no se ha tomado a bien que Gemma le dijera que le había dado un golpe en la pierna y se ha aliado con Flavia Medina mientras que Gemma se ha hecho más amiga de Gala.

La pareja de Bárbara y Luis comenzó a resquebrajarse cuando este eligió venganza en una de las primeras noches de fiesta y esa misma noche consumó su relación con Oriana Marzoli.

Lo cierto es que Bárbara se quedó bastante mal y hasta su reciente partida ‘¿Volverías con tu ex?’ se ha convertido en un cierto calvario.

La expareja de Luis jugó a un juego un tanto a dos bandas para perjudicar fundamentalmente a Oriana y hacer sentir algo mal a Luis y tuvieron un enfrentamiento cuando Oriana, tras una de las pruebas que había que hacer le estampó un huevo en la cabeza.

Bárbara ha tenido algunos comportamientos extraños, sobre todo reprochándole cosas a Gala que no son del todo ciertas y eso ha hecho que se la haya visto un poco desubicada en ‘¿Volverías con tu ex?’.

Pero eso es una cosa y otra el intento de maltrato que de dispensó Oriana Marzoli en su despedida.

Parece que la española está pasando por una fase en la que se da cuenta de que se queda sin apoyos, tanto por parte de Gemma (a quien no ha tratado precisamente bien) como por parte de Gala. Además su rivalidad con Huayqui y Mitzi crece y Luis no parece todo lo comprometido que a Oriana le gustaría dentro de ‘¿Volverías con tu ex?’.

Si echamos la vista atrás el declive de Oriana comenzó cuando Tony eligió venganza para poder robarle la novia a Joaquin (Flavia) Desde ese momento las cosas no le han salido del todo bien y menos ahora, que ha perdido el apoyo fundamental de las españolas con quien entró haciendo buenas migas.

Es posible que tenga que elegir entre mantener su ego en ‘¿Volverías con tu ex?’ o en reencontrarse con algunos apoyos.