Un programa de voluntariado en países subdesarrollados debería suponer un apoyo real y efectivo a los locales y no solo llevarlo a cabo para fardar ante tus amigos en las redes sociales. Este es el tajante mensaje que ha querido lanzar SAIH, una organización noruega de solidaridad y cooperación internacional a través de un vídeo parodia.

Titulado ‘¿Quién quiere ser voluntario?’, el corto pretende resaltar que ser voluntario no es sinónimo de participar en un reality show.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Así, pone como ejemplo a una joven blanca que se va a África a realizar un programa de voluntariado. La realidad es que, más que ayudar con su trabajo en el lugar en el que es destinada, contribuye a afianzar aún más los estereotipos que sobre este extenso continente se ciernen.

Y es que, si pensamos en África, ¿qué es lo primero que se nos pasa por la cabeza? Probablemente, nuestra mente no puede evitar relacionar este continente con aspectos como la pobreza, hambre, crimen o enfermedades. Precisamente son estos estereotipos los que vemos una y otra vez en los medios de comunicación y en las diferentes campañas de concienciación. Lejos de ayudar, con ello solo se contribuye a reforzar la imagen de lo “exótico”, que necesita ayuda del “héroe blanco”.

Así, este vídeo está protagonizado por una joven que ha entrado en África, pero, según parece, África no ha penetrado en ella. Y es que la chica está tan preocupada por "salvar" el continente que no se ha fijado en sus costumbres, necesidades o tradiciones de sus habitantes, una información básica antes de comenzar esta "labor de salvación".

Vídeos destacados del día

Este desconocimiento, de hecho, queda patente en la intervención de la joven en el programa ‘¿Quién quiere ser voluntario?’ (con un evidente guiño al espacio televisivo conocido por todos).

El objetivo de este vídeo, por tanto, es realizar una crítica hacia aquellos voluntarios/salvadores que quizás no se están dando cuenta, pero están tan pendientes de aparecer bien en la imagen de Facebook que están haciendo un flaco favor a quienes requieren su ayuda.