A días de los Oscar la polémica en torno a los premios de la Academia está más viva que nunca. Varias son las claves que están provocando la desconfianza que ya venía amenazando a la academia desde algunas ediciones. El pasado enero fue trending topic el tema #OscarSoWhite, adivinan por qué? Parece que la Academia deja entrever cierta preferencia por las nominaciones y no precisamente a gente de color. Al menos esto era lo que argumentaban millones de personas que respaldaban el hashtag en las redes sociales. A decir verdad, esta crítica podría tomarse como algo oportunista, la diversidad en estos premios no ha solido suscitar quejas en otras ediciones, como Lupita Nyong'o ganadora del Oscar actriz secundaria por 12 años de esclavitud.

Esto, sin embargo, no iba ser de lo único que se hablase, el gran protagonista que más da de qué hablar es sin duda Leonardo DiCaprio.

El actor es el más favorito y a la vez el menos favorito para llevarse este año el galardón. Con la de este año suma ya 4 nominaciones, cuatro oportunidades de sostener la estatuilla, veremos si la cuarta es la definitiva. la película es segunda en la taquilla española, sin embargo, la mayoría de la gente le hubiera dado el Oscar por su papel en El lobo de Wall Street.

Las críticas respecto a la película dirigida por Iñárritu son muy dispares. Cine con mayúsculas o poca historia. Para mí, poca historia e incluso menos. Lo que es cierto, es el montaje de lujo de la cinta, planos escandalosos y una fotografía más que perfecta. Más que un peliculón, es un manual de cómo hacer un peliculón. Le falta historia, contenido, continuidad. DiCaprio, de notable alto. Aunque la actuación es muy física y no hay demasiada implicación emocional, la interpretación es correcta y acorde a un actor de su talla, pero para Oscar? Tendrá que vérselas con Matt Damon y Eddie Redmayne, ambos nominados y ambos con muchas posibilidades de pronunciar el discurso.

Vídeos destacados del día

Apenas una semana para saber, o mejor dicho, para descubrir, qué se trama en los Oscar.