Parece que ya es oficial. Netflix ha confirmado, mediante su cuenta de twitter que, finalmente, tendremos el retorno de una de las Series más queridas y recordadas de los últimos tiempos: Las Chicas Gilmore. Pero lo mejor de todo es que no se trata de ningún remake, sino que parece que nos encontramos ante la continuación de la serie que reunirá a la mayor parte de los actores originales. Hasta el momento Netflix ha confirmado que estarán presentes en este nuevo retorno a Stars Hollow, Alison Bledel y Laurel Graham, es decir Rory y Lorelei, pero también contaremos con la presencia de Kelly Bishop (Emily) pero también con Luke y Kirk, interpretados por Scott Patterson y Sean Gunn respectivamente y Michel, interpretado por Yanic Truesdale

Según la web de noticias TV LINE, los creadores de la serie, Daniel Palladino y Amy Sherman Palladino, estarían dando forma a cuatro episodios de 90 minutos de duración en lo que será una temporada especial titulada Seasons (Estaciones). Parece ser que cada uno de estos cuatro episodios sucedería en una de las cuatro estaciones del año y estará situada en la actualidad, es decir, 8 años después del final de la serie y que servirían para dar el cierre definitivo de la serie.

Final que, como todos los que hemos visto la serie sabemos, dejó bastantes interrogantes en el aire. 

Netflix ha confirmado el inicio del rodaje de la serie de la manera que ellos saben con un tuit especial en el que se nos cita uno de los momentos más recordados de Lorelei. 

Del mismo modo la actriz Lauren Graham ha respondido también, vía twitter con este original mensaje en el que dice: "Ahora ya lo puedo confirmar. Ya es hora para que yo y esta chaqueta que robé en 2007 nos pongamos de nuevo a trabajar".

Así el dia 2 de febrero de este 2016 es el día escogido para empezar de manera oficial el rodaje de estos nuevos episodios.

Vídeos destacados del día

Episodios que esperamos y deseamos que estén a la altura de la serie original. De todos modos, creo que la gran mayoría de fans de la serie, estaremos pegados frente al televisor en el momento en que Netflix lance, vía streaming, la temporada final.