Mucho se ha especulado acerca de que este podría ser finalmente, tras cinco nominaciones y ningún premio, el año en que Leonardo DiCaprio gane su primer Oscar. Los rumores apuntan a que podría ganar la estatuilla como mejor Actor Protagonista por su papel en The Revenant, interpretando al personaje Hugh Glass, y así lo confirma la Gala del Sindicato de Actores del pasado sábado. DiCaprio se llevó, tras nueve nominaciones, el premio a mejor actor en los SAG, gala en la que se impuso el talento negro, y en la que DiCaprio se llevó el premio pasando por delante de actores como Bryan Cranston (Trumbo), Johnny Depp (Black Mass), Michael Fassbender (Steve Jobs) o Eddie Redmayne (La Chica Danesa).

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La actriz Juliane Moore fue la encargada de entregarle el premio a DiCaprio, quien afirmó en un emotivo discurso que ese premio significaba mucho para él, y que The Revenant no habría sido posible sin la gran visión del director Iñaki Iñárritu.

 Con este ya son dos los premios que acumula DiCaprio por su papel en The Revenant, pues hace tan sólo unas semanas el actor también consiguió el Globo de Oro en las misma categoría. Incluso su amiga y ex-compañera de rodaje en Titanic , Kate Winslet, declaró para la BBC News que “Es como si pudiera sentirlo, todo el mundo lo desea por él, y sería asombroso”. 

A sus 41 años, Leonardo DiCaprio ha sido nominado a los Oscar 5 veces, sin recibirlo ninguna –de momento-, hecho que le ha convertido en protagonista de muchos memes en internet que humorizan acerca de la reticencia de la academia a entregarle la tan deseada estatuilla. Su primera nominación fue hace más de 20 años por su papel interpretando al disminuido mental Arnie Grape en ¿A quien ama Gilbert Grape?. Pasaron 11 años antes que el actor volviera a ser nominado, esta vez por su interpretación en El Aviador, en 2004.

Vídeos destacados del día

En 2006 repitió nominación por su papel como Danny Archer en Diamante de Sangre, y en 2013 la que parecía la definitiva, por su papel como Jordan Belfort en El lobo de Wall Street.

Más vale tarde que nunca, o sino que se lo digan a DiCaprio si es que finalmente este 2016 demuestra que, si no es a la tercera... a la quinta va la vencida.