Spawn no sea tal vez la mejor película de superhéroes de los 90. Tampoco está basada en el mejor cómic. Pero sí que la historia creada por el famoso dibujante y guionista, Todd Macfarlane, acerca de un hombre que vende su alma al diablo para poder seguir viendo a su esposa, tiene el suficiente potencial, hoy en día, para que su reboot hecho en condiciones y con los medios actuales pueda ser un pelotazo en taquilla. El reinicio cinematográfico de esta saga comiquera es algo que lleva varios años en los mentideros de Hollywood, pero parece que, finalmente, se acaba de confirmar que el proyecto será realidad

En una entrevista para el portal Comicbook, Todd Macfarlane ha hecho oficial que ha finalizado el guión y que está ahora mismo en proceso de edición del mismo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Su idea es dirigirlo él mismo, por lo que pasará convertirlo de manera directa en un guión de rodaje con las indicaciones necesarias para tal efecto, convirtiéndose así en guionista y director de la película basada en su propio cómic.

Tal y como anunciaba en la entrevista su idea es abandonar un tanto el aspecto más superheróico del personaje, una especie de Batman del inframundo, y apostar por una historia que haga hincapié en los aspectos más oscuros y terroríficos del personaje, centrándose sobretodo en el terror, lo sobrenatural y el suspense. Macfarlane quiere alejar así a la película del convencionalismo de las películas de superhéroes más recientes, convirtiendo así al personaje en una nueva versión muy alejada de lo visto tanto en la anterior película como en los cómics.

Tal y como el propio Macfarlane afirma: "Imagínate que en el mundo de las sombras, el mundo que no vemos, hay esa especie de hombre del saco o del coco, que acecha continuamente. Ese ser es lo que tú yo conocemos como lo que he dado en llamar Spawn.

Vídeos destacados del día

¿Tendrá el mismo aspecto que en la primera película? No. ¿Habrá supervillanos que se enfrenten a él? No. El será más bien un espectro, un fantasma que acecha en la oscuridad"

Macfarlane también comenta que su idea tiene más que ver con ese mal acechante que tan bien han reflejado los fantasmas del terror cinematográfico japonés, de películas como La Maldición o The Ring.