A pocos se nos olvida la imagen de Sansa en su noche de bodas, tras contraer matrimonio con un despreciable Ramsay Bolton que se aseguraba así el control del Norte. Aquel momento, para muchos excesivo, incluso en la propia serie, acostumbrada a brindarnos momentos de lo menos sutiles, revolvió más de un estómago a los espectadores. En esa escena Sansa es violada por su marido. Varios meses después el guionista Bryan Cogman ha hablado al respecto.

En una entrevista a Collider, Cogman comentó lo siguiente: "Cuando decicidimos combinar la historia de Sansa con la de otro personaje en los libros se hizo con la idea de que sería increíblemente satisfactorio tener a Sansa de vuelta en su hogar de la infancia ocupado y descubrir esta historia de terror góitco en la que se ha encontrado a sí misma [...] Con esto dicho, cuando decidimos que lo íbamos a hacer tuvimos que afrontar la cuestión: Si se va acasar con Ramsay, ¿qué pasaría en su noche de bodas? y decidimos no alejarnos  de lo que realísticamente pasaría en la noche de bodas de estos dos personajes, y la realidad de la situación, la realidad de este mundo en concreto".

Por supuesto, muchas críticas surgieron dada la violencia de la escena, el ensañamiento con el personaje, y la frustración añadida por tratarse una historia totalmente inventada con respecto a los libros. "No todos podemos ser Arya, de hecho, la mayoría no lo somos. La mayoría en esa situación, tiene que pensar a largo plazo", añadió refiriéndose a la reacción de Sansa.

"No fue mi intención"

Además, Cogman explicó por qué no vemos el ataque a Sansa, sino el rostro de Theon. "Si realmente ves la escena está hecha desde el punto de vista de Sansa, la mayoría del tiempo. La razón por la que cortamos al final, francamente, es por que era la primera escena de este tipo para Sophie, y no queríamos mostrar el ataque. Así que pasamos a ver como Theon oye el ataque. Entiendo por qué mucha gente ha reaccionado a eso, pensando que hacíamos la escena sobre Theon y no Sansa. Siento que se viera de ese modo. Solo puedo decir que no fue mi intención cuando la escribí ni cuando la estábamos produciendo. Pudimos habernos quedado en su rostro durante todo el ataque, podría haber sido una opción perfectamente válida. Para mi se trataba de ser respetuosos con Sophie".

Vídeos destacados del día

Parece que los guionistas han tomado nota de las reacciones que sus escenas han causado, prometiendo el pasado mes de diciembre que la sexta temporada vería rebajada la violencia sexual, eso sí, advierten, sin autocensurarse.