Julián Contreras Junior ya no es concursante de Gran Hermano VIP. Anoche, después de mantener una larga charla con el súper y posteriormente con los psicólogos del programa, que trataron de evitar que saliera de Guadalix de la Sierra, el hijo de Carmina Ordoñez tiraba la toalla y decía adiós al reality de Telecinco.

Una noticia que sorprendía a todo el mundo y con la que se abría el programa de Debate de Gran Hermano tras no haber podido retener el adiós prematuro de un Julián Contreras Junior que ha alegado no poder aguantar más con la presión ni lidiar con las actitudes de sus compañeros de convivencia, asegurando que se ha rebasado el vaso tras derramarse la enésima gota en su contra.

Lo cierto es que la razón que de la su salida del programa de tele realidad estrella de la cadena de Mediaset es de índole psicológico, ya que el joven se ha visto completamente incapaz de lidiar con la presión que ha supuesto el aislamiento en la casa del grupo más fuerte y mayoritario ahora mismo dentro de Guadalix de la Sierra, habiéndose derrumbado desde el punto de vista anímico demostrando una debilidad mental extrema que le ha llevado a salir antes de que "el infierno" en el que este aseguraba se había convertido la casa tras la entrada de Fran Nicolás acabara con él.

Y es que este ha conseguido poner el concurso patas arriba con sus declaraciones, acusaciones y revelaciones del exterior desestabilizando los grupos hasta ahora conformados, apoyándose en gran parte en un Carlos Lozano con el que casi llega a las manos un Julián Contreras Junior que reconoció que "ha tenido necesidad de agredir físicamente" al presentador.

Esta debilidad mental que lo ha llevado al colapso ha sido pues la causa real de una salida que promete llenar ríos de tinta a lo largo de la jornada de hoy y de una semana en la que la gran pregunta que se hace la audiencia ahora es si habrá o no habrá un sustituto para el hijo de Carmina Ordóñez en el concurso, teniendo en cuenta que este se encuentra en la fase final.

Vídeos destacados del día