¡Vaya bomba nos espera esta noche con la entrada de nuevos inquilinos de la más alta alcurnia televisiva a GH VIP 4! A falta de confirmación oficial son varios medios de comunicación los que ya han avanzado que las dos bombas de relojería que la dirección del reality decano de la televisión española ha decidido meter en la casa sean ¡Ylenia y Belén Esteban!.

Así lo recogen las ediciones de hoy de Veinte minutos y de Vertele en el que indican que los últimos días han sido completamente vertiginosos en las oficinas de la productora del programa de tele realidad y de Telecinco estudiando cómo convencer a golpe de talón a estas dos divas...

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

y a otros famosos de nivel, para así promover un aumento de la discreta audiencia que está registrando este año la versión VIP.

Como excusa para cambiar el cartel de famosos que está compitiendo por los cien mil euros este año, amén de lo que vienen cobrando cada semana que pasan dentro, Gran Hermano VIP 4 se ha inventado que a partir de ahora la casa, además de ser un lugar de convivencia, se convierta en un balneario de famosos en los que los concursantes deban realizar las labores propias de los trabajadores que mantienen este tipo de instalaciones mientras otros famosos disfrutan allí de la tranquilidad, a gastos pagados, pero eso sí, con las cámaras enfocándoles 24 horas.

Los primeros confirmados oficiales que conocimos el pasado martes durante el GH VIP 4: Límite 48 horas son Kiko Matamoros y Víctor Sandoval, dos explosivos andantes que prometen dar mucho juego y volver loco a más de uno, para así dejarlos como están ellos, a tenor de sus apariciones televisivas (con cariño).

El primero tiene mucho que decir tanto a su hija como al hijo de su pareja actual. Su enfrentamiento es a muerte y él está en medio. Cree saber cómo ayudarlos que la convivencia sea mejor y su relación también, veremos. El segundo, ex concursante de GH VIP 3, ya sabemos lo que va a ofrecer. Su bendita locura es una bendición para el concurso. No tardará en crear un incendio que prenda la casa.