Los últimos acontecimientos que se han sucedido en torno a la figura de Ylenia le han bastado a la rubia para tirar por tierra todos y cada uno de los contratos laborales que tenía ya firmados con numerosas discotecas del país. Ylenia se retira de la noche y cancela todos los bolos que tenía ya contratados de aquí a varios meses después. La filtración de los audios de su voz real cantando 'Pégate' en uno de sus bolos, las palabras de algunos de los gerentes de las últimas discotecas en las que Ylenia ha acudido en sus bolos o el machaque constante de estas últimas semanas por parte de los medios de comunicación hacia la ex concursante de Gandía Shore han hecho que Ylenia haya decidido poner fin a todos sus bolos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Así lo confirmaban las propias discotecas en las que Ylenia iba a acudir en los próximos días como estrella invitada. 

Por su parte, la propia Ylenia ha querido explicar a sus muchos seguidores los motivos que la han llevado a rechazar todas y cada una de las ofertas laborales que ya tenía firmadas.

"Paso de los bolos forever", escribía la Diva hace unos días. Ahora, mucho más relajada y con la decisión más que tomada, Ylenia Padilla ha explicado que no se siente bien tratada en los bolos y que, además, muchas discotecas aprovechan la mínima para venderla ante la prensa, como ha pasado con su último y polémico bolo en Valencia. La rubia ha confirmado que no le compensa acudir a sus bolos, por los que ha decidido dejarlos. Lo que no sabemos es si se trata de una retirada temporal lejos de las discotecas hasta que pase todo el temporal Ylenia de estos últimos días o, por el contrario, se trata de una decisión indefinida. 

Recordemos que no es la primera vez que Ylenia anuncia una retirada. Hace unos meses, la rubia confirmaba que iba a dejar todos los bolos que tenía ya firmados para tomarse un merecido descanso.

Vídeos destacados del día

De nuevo en su regreso, Ylenia explicaba que, debido a la enfermedad que padecía, debía cuidarse y evitar los excesos de la noche, por lo que se había tenido que alejar un tiempo de los bolos.