Dragon Ball Super nos sigue sorprendiendo para bien con su arco argumental de la saga de Shanpa y por la riqueza de los nuevos personajes. En el último episodio de la serie Shanpa se ha molestado por ver que Botamo pierde la pelea contra Goku. Al parecer el Dios destructor del Universo 6 no conoce en su totalidad y profundidad las reglas del Torneo de Artes Marciales. Además de Bills, Krilin y Bulma se quejan y dicen que las reglas son esas. El enunciador también afirma esto con lo cual lanzar ataques físicos (no desde armas) están permitidos y también lanzar al oponente de la plataforma es licito. Más allá de eso lo más particular es que el Kaio Shin de 15 generaciones, el anciano que había sido encerrado en la espada Z por Bills, se queja de la actitud de Shanpa.

Le dice que se está comportando como un niño y que si acaso el no es un Dios destructor. Esta parte es insólita ya que los demás Dioses (los guardianes como Kaiosama o Dende, los dragones como Shen Long y los Kaio Shin o Dioses de la creación) le tienen mucho respeto y hasta le temen a los Dioses de la destrucción. ¿Entonces por qué el anciano reacciona así?

Lo más probable es que esta escena sea un relleno, ya que en el manga original el anciano Kaio Shin se aterra cuando Shanpa descubre que él y Kibitoshin han estado escuchando las conversaciones de el con Vados. Además el anciano se arriesga a ir a Namek 2 para que Shanpa no obtenga las esferas del dragón de ese lugar. Todo indicaría que le tiene mucho respeto y miedo a Shanpa. Sin embargo algo podemos decir a favor del anime.

Vídeos destacados del día

El anciano en el torneo se encontraba con Bills y quizás ha lanzado ese comentario ofensivo para Shanpa sabiendo que Bills no iba a permitir que Shanpa destruya o mate o hiera a un Kaio del Universo 7. Por otro lado quizás la potestad de los Dioses de la destrucción rige sobre su universo, en este caso el 6 y no sobre el 7 donde rige el trabajo de Bills. Quizá sea por eso que el anciano este tan confiando al dirigirse a Shanpa. Igualmente Shin le pide que sea más prudente y que no diga eso.