Con esta nota terminamos de analizar la extensa entrevista que dio Akira Toriyama en el Dragon Ball Super Story Book. Entre otras cosas el autor se refirió al mundo único de la serie. Plantea que lo creo como un mundo de ficción que no está aquí y puede ser cualquier parte. Lo hizo asi ya que es más fácil dibujar desde el lugar de dibujar lo que uno quiera. Ya que dibujando cosas reales uno tiene que investigar y eso es algo muy tedioso para Toriyama. Es por eso que Dragon Ball finalizo con su peculiar versión del mundo.

Incluso opina que la creación de Dioses y de extraterrestres hacen que sea más fácil crear la historia.

También opina que sus Dioses son honestos y no muy quisquillosos por eso los niños pueden sentirse cómodos con ellos. La razón por la cual le da ayudantes a los Dioses supone porque es importante que la gente siempre necesite mayordomos, y además es fácil desarrollar la historia a través de conversaciones. Por otro lado le gusta invertir las expectativas y por ejemplo crear personajes que parecen fuertes pero acaban siendo débiles, como Kibito con su aspecto y cara seria.

Luego opina que a los personajes fuertes no los puede poder en la ciudad porque llamarían mucho la atención, por eso los pone en el campo, donde todo puede pasar. “Mi mujer decía que no se sorprendería si en lo más profundo de las montañas de China existieran sujetos que pudieran levitar un poco. Es la idea de los ermitaños místicos que pueden vivir en el anonimato ahí escondidos en algún lugar”.

Vídeos destacados del día

Además a Toriyama no le gusta tener que dibujar cientos de casas y edificios. Incluso opina que le gustan los horizontes y por eso ha dibujado tantos, ya que cuando era pequeño todo a su alrededor eran campos, entonces todo lo que había para ver era el horizonte.

Por el tema de los dragones y las maquinas en las portadas de los mangas opina que siempre le gustó hacer ese tipo de dibujos. Los dragones son fáciles de dibujar porque nadie sabe cómo son en realidad ya que no son reales. Luego revela que Shen Long está basado en el dragón oriental, pero opina que él hubiera acabado más complejo si él hubiera dibujado un dragón oriental tal cual. Luego opina que le gusta dibujar maquinas, es una forma de escapada. Como siempre dibujaba personajes redondos le gustaba dibujar máquinas y coches redondos para salir de lo normal ya que todo el mundo los hacía cuadrados. Ahora que todos son redondos el supone que debería hacerlos cuadrados y culmina con una frase: “Solo me gusta hacer lo opuesto a lo que sea que esté de moda.”