Parece que no todo está saliendo a pedir de boca para los de Chris Martin. Su nuevo vídeo, "Hymn For The Weekend" que recoge la colaboración con Beyoncé aparecida en su disco "A Head Full of Dreams" viene a seguir alimentando la polémica que la "mediocridad", según todos los entendidos, de este trabajo, ya despertó. El vídeo, rodado en Mumbai por el director indio Ben Mor, la India, muestra a la banda participando en el festival Holi que recibe a la primavera con el lanzamiento de polvos de colores y en el que participan miles de personas, pero lo que ha servido para suscitar la polémica ha sido la aparición de Beyoncé vestida con un sari (el traje típico de las mujeres de la India), maquillada con henna y colores típicos de la India y con joyas que tienen un sentido sagrado y religioso para las mujeres de la India.

Así, parece ser que esto ha sido lo que ha caldeado los ánimos ya que parte de la población hindú ha considerado que, tanto Coldplay como Beyoncé, lo que han hecho es mostrar la cultura del subcontinente Indio como un estereotipo y se han servido de ella como apropiación cultural no respetando sus símbolos y tradiciones y reduciéndolas a un mero cliché.

Por su parte tanto Chris Martin como representante de los propios Coldplay, como Beyoncé, han salido al paso de las críticas afirmando que lo que ellos hacen se hace desde el respeto y teniendo en consideración a todas las culturas. Además, señalan que no es la primera vez que hacen algo así y que no han recibido críticas por ello, recordando que en su videoclip para la canción "Princess of China" aparece Rihanna vestida como una china.

Vídeos destacados del día

También han querido remarcar que durante la grabación del vídeo, en el que también aparece la actriz de Bollywood Somam Kapoor, Coldplay se reunió con diferentes el primer ministro de la India Arvind Kejriwal, y con diversas ONG's para darles su apoyo y colaborar en diferentes proyectos. Además Martin ha querido dejar bien claro forma parte de la organización The Global Poverty Project. 

Lo cierto, es que parece que el vídeo no ha sentado nada bien en ciertos sectores. Algo que se suma a las críticas por la baja calidad de este último trabajo de la banda. De todos modos todo parece indicar que las dos fechas que anunciaron para Barcelona estarán con el aforo completo, de momento para el 26 de mayo ya está todo vendido