Parecía que había superado su desastroso paso por ‘GH VIP’, pero esta pasada semana hemos podido comprobar que no es así. Ha vuelto a indignarse y a llorar por el supuesto ‘maltrato’ a que la sometieron sus compañeros de ‘Sálvame’ debido a su comportamiento en el reality. Se niega a querer entender que bastante comedidos estuvieron para lo que ella hizo y no le perdona a J.J. Vázquez que no la defendiera cuando pasó de ser la ‘princesa’ a ‘La bruja del pueblo’.

Sus seguidores se preocuparon la semana pasada al verla actuar de nuevo en forma prepotente y exaltada. Nadie parecía capaz de pararla y todo recordaba a tiempos peores que nadie querría que regresaran.

Sus enfrentamientos verbales con Kiko Matamoros tan exaltado e imparable como ella a cuenta de sus problemas familiares, han sido difíciles de ver y escuchar y los comentarios en el Facebook de ‘Sálvame’ fueron demoledores para ambos.

Cuando parecía que la cosa no podía empeorar, pues van y la sientan de nuevo en el ‘Deluxe’ y muchos nos preguntamos ¿Lo hacen para subir audiencia o para hundirla todavía más? No nos queda claro, aunque todo apunta a lo segundo y si no, repasemos lo acontecido en la noche del pasado viernes.

Belén esteban arremetió de nuevo contra Toño y sus supuestos tejemanejes acusándole esta vez de algo muy oscuro con una cuenta bancaria que ella no habría firmado y de la que supuestamente la entidad bancaria, que debe de estar fumando en pipa, proporcionó las claves a quién falsificó su firma.

Vídeos destacados del día

¿Sabrá esta mujer que lo que afirma es un delito grave que deberá probar?

Y salió el gordo. Muy compungida se puso a recordar su libro de memorias ‘Ambiciones y reflexiones’ libro que no escribió ella sino Boris Izaguirre a raíz de lo que ella le contaba y del que no venía a cuento que hablase ahora. De sobras es sabido que a Belén Esteban le pierde la boca, no sabe la de Paracuellos callarse nada, por eso es tan peligrosa y tal vez por eso se le sigue dando una de cal y otra de arena. ¿Qué no sabrá de todo y de todos?

Empezó a hablar de sus desmemorias y la cara de J.J. era un poema, ‘Yo lo del libro no lo tenía que haber hecho Jorge y me arrepiento’. ‘No quiero hacer daño a la gente, pero si contara la historia del libro... No sé si debería de decirlo. Es que hay cosas que he contado yo y cosas que no he contado yo’. Ahí ya se encendieron todas las alarmas mientras de fondo podíamos ver la cara descompuesta de maría Patiño.

‘Defraudé a María Patiño con mi libro’. Sorprendente declaración hacia una periodista que en tiempos fue muy beligerante con ella.

La aludida se levantó y tras declarar conocer muy bien a Belén y admirar su valentía, contó: ‘Me ponía en situaciones que no eran reales. No hay rencor por mi parte y yo siempre entendí lo que ocurrió’. Al final lo que nos quedó claro es que la mitad del libro es ficción, con lo cual se deja también en el aire la profesionalidad de quien lo escribió. Inmediatamente Twitter se vino abajo recriminándole haber estafado a sus seguidores y pidiendo que devuelva el dinero a los ilusos que compraron el libro.

Lo que no sabíamos es que Belén Esteban había cedido los derechos del libro en su totalidad a su entonces representante Toño Sanchís. Por lo que no ha cobrado un euro de la venta de ‘Ambiciones y reflexiones’. Ahora se entiende su confesión que seguro evitará que se sigan vendiendo ejemplares y por lo tanto que su ‘enemigo’ siga sacando beneficio del mismo. Belén Esteban no da puntada sin hilo.