Parece que Juego de Tronos no siempre fue la serie que encandiló a críticos y hordas de fans, al menos, no en su inicio. De hecho, pudo ser muy distinta según afirman ahora los productores Dan Weiss y David Benioff.  El episodio piloto que todos vimos fue bien distinto en un principio, y, según palabras de los implicados, "un pedazo de mierda". Así lo han comentado en el podcast Scripnotes, conducido por los amigos de Weiss y Benioff, John August (guionista de Big Fish) y Craig Mazin (guionista de la saga Resacón).

El propio Mazin vio este misterioso piloto original, al que Dan Weiss se refería así: "Verles a ellos ver el episodio piloto fue una de las experiencias más dolorosas de mi vida [...] tan pronto como terminó, Craig dijo 'tenéis un gran problema'".

Al parecer el piloto ni siquiera dejaba clara la relación entre Cersei y Jaime, punto absolutamente vital para los showrunners. El comentario de Craig no fue mucho más esperanzador: "Cambiadlo todo". Y así lo hicieron, el casting sufrió varios cambios radicales, como nada menos que Daenerys, así como Catelyn Stark, originalmente interpretada por Jennifer Ehle, razón por la que Catelyn y Sansa no aparecen juntas en el piloto, tras rodar de nuevo las imágenes de la madre Stark.

La dirección también sufrió cambios, y pasó de Tom McCarthy a Timothy Van Patten (Los Soprano). Una vez las escenas fueron rodadas de nuevo, el casting, dirección y localizaciones modificadas, llegó el momento de ver el resultado final. Craig Mazin salió completamente pasmado, éstas fueron sus palabras exactas: "Este es el mayor rescate de la historia de Hollywood".

Vídeos destacados del día

Además añade que "no solo es que salvaron algo malo y lo convirtieron en algo realmente bueno. Salvasteis un pedazo de mierda convirtiéndolo en algo brillante. ¡Eso nunca pasa!".

No sabemos si podremos ver algún día ese desastroso piloto original, pero está claro que los cambios surtieron efecto, y resulta difícil imaginarse a otra actriz que no sea Emilia Clarke interpretando a Daenerys, casi tanto como que Juego de Tronos no fuese Juego de Tronos.