El día 20 de Febrero , Alejandro Sanz se encontraba dando un concierto en la ciudad de Rosarito , Bajo California en México, sobre las 9 de la noche.

El concierto transcurría con normalidad aquel sábado por la noche, el cantautor ya había tocado alrededor de seis canciones junto al equipo de músicos que le acompaña en su gira por latinoamérica, cuando en medio de la interpretación de la séptima canción de su setlist del tour Sirope, se vió a un Alejandro alterado e indignado señalando a alguien del público, nadie se había dado cuenta hasta el momento de lo que sucedida allí abajo, los músicos y la gente seguían entonando la canción que sonaba pensando que era parte del show, hasta que el compositor de "Mi soledad y yo" se quitó la guitarra y decidió bajar del escenario y fue ahí cuando sus agentes de seguridad y la gente de las primeras filas se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo realmente, y es que dentro del público había un hombre que estaba agrediendo físicamente a su acompañante mujer, sin darse cuenta que Alejandro lo había observado todo desde arriba del escenario. 

Es por este motivo que el cantante no dudó en pensarlo dos veces y bajó a decirle unas cuantas cosas al agresor, las cuales según algunos testigos fueron: "Eso no se hace, eso no se hace", y enfadado les dijo a sus agentes de seguridad que sacaran a ese individuo de su concierto.

Gracias a los vídeos que algunos de los fans pudieron hacer en ese preciso momento, se puede ver que el agresor decidió retirarse por voluntad propio, siendo pifiado por la multitud.

Después de lo ocurrido, el artista volvió al escenario y explicó lo ocurrido, diciendo: “Discúlpenme por lo de hace rato, pero no soporto que se maltrate a alguien y mucho menos a una mujer, a la mujer no se le pega nunca” siendo aplaudido por la gente que asistió a su concierto. 

El autor de este mal comportamiento aún no ha sido identificado hasta el momento, pero este concierto nos deja una lección rescatable, y es que no podemos hacer la vista gorda ante agresiones violentas y sucesos machistas que tanto se lucha hoy en día por erradicar de raíz.