Poco a poco vamos conociendo algunos detalles más sobre los nuevos tronos que veremos próximamente en Mujeres y hombres y viceversa, Tras el abandono de Julen, hemos podido conocer que Alba, una de sus pretendientas favoritas, se sentará en los próximos días en el nuevo trono femenino que el programa prepara. Por su parte, Iván, pretendiente de Ruth, ocupará el trono masculino que quedó sin dueño tras la marcha de Julen. De esta forma, el programa completaría el trono vacío y completaría el tritrono femenino que, hasta ahora, únicamente estaba formado por Ruth y por Elisa.

Iván, que en el programa emitido hoy le pedía a su tronista dejar el trono y marcharse con él, no solo no habría logrado su objetivo, sino que además habría decidido abandonar el programa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

No sin antes, como así se rumoreaba desde hace tiempo, aceptar el trono ofrecido por el programa. Todo esto lo podremos ver en el programa que se emite mañana. Aunque Iván parecía haber aceptado la decisión de Ruth de no abandonar su trono y marcharse juntos y, tal y como hoy se ha visto, habría decidido sentarse de nuevo en su silla de pretendiente, mañana veremos que las dudas de Ruth sobre su pretendiente pesan demasiado en Iván que, harto de que la vasca no se acaba de fiar de él, habría decidido poner punto y final en su no relación con Ruth para, posteriormente, acabar aceptando el trono masculino y convirtiéndose, así, en el nuevo tronista del programa.

Por su parte, la joven Alba se sentará por primera vez en su trono, donde deberá enfrentarse a un nuevo encuentro con Julen y a las muchas acusaciones de haberse aprovechado del joven para llegar a recibir la suculenta oferta del trono femenino. Por su parte, Jennifer (tronista del verano) se sentará como pretendienta de Labrador tras un breve encuentro con el valenciano, posicionándose como la clara favorita para el tronista. ¿Será la primera vez que una ex tronista acaba siendo elegida por otro tronista? Sin duda, los nuevos tronos prometen seguir regalándonos grandes momentos de intensa emoción.