Una de las parejas más queridas nacidas en el plató de Mujeres y Hombres y Viceversa, si no es que se trata de la más querida de todos los tiempos, la formada por Manu y Susana se encuentra en un momento crucial de su relación debido a los problemas para asimilar todo lo que está sucediendo alrededor de la pareja por parte de la que fuera pretendienta del tronista en MYHYV.

Los constantes ataques que ambos han venido recibiendo desde que se confirmara su relación de amor, primero lanzados desde el resentimiento propio de las pretendientas que no lograron enamorar a Manu, como fueron Aitziber y más tarde Ruth, quien de vez en cuando ha aprovechado su trono para seguir tonteando y atacando a la novio del chico que se enamoró no está siendo nada fácil de gestionar.

Por si esto fuera poco, Telecinco, que los utilizó como gancho para aumentar la audiencia de su programa Pasaporte a la Isla primero y del dating show en el que se conocieron contratándolos de asesores del amor, han aprovechado su presencia en el plató para estirar la historia que más audiencia les ha dado con gestos de tan dudoso gusto como los de llamar a ex pretendientas de Manu, como fue el caso de María, para intentar echar más leña al fuego iniciado desde varios flancos para desestabilizar su historia de amor.

Pese a todo, los sentimientos que Susana y Manu tienen son puros y así lo han demostrado saliendo siempre al paso de cada rumor o información y sorteando estos obstáculos hasta conseguir vivir juntos en Madrid donde han decidido asentarse mientras duran sus distintos proyectos televisivos y los bolos de los que siguen gozando la dupla.

Vídeos destacados del día

Con esto y con todo, parece que Susana tiene problemas para llevar ese ritmo de vida por un lado, y aguantar los ataques que no cesan y que ha venido viviendo desde su vuelta a MYHYV hasta el punto de haber tenido que ausentarse en las últimas semanas por un problema de ansiedad.

Este problema ha provocado que sea Manu el que acuda solo a los platós y los bolos que tenían firmados llegándose a plantear la idea de abandonar durante un tiempo la televisión para ver si así son capaces de evitar más situaciones que comprometan la salud de la pareja. Esta debe estar siempre por delante de la laboral y así lo creen ambos cuyo futuro en la televisión podría estar en entredicho.