Si eres fan de 'The Big Bang Theory' habrás visto más de una vez cómo el carismático Sheldon necesita su propia 'nana' para dormirse cuando está enfermo. Hablamos de "Dulce gatito" una canción infantil que lleva durante nueve temporadas lleva escuchándose a modo de chascarrillo como una más de las múltiples rarezas del prodigioso científico. Pues bien, el uso de esta graciosa canción les ha supuesto a día de hoy una demanda, según publica TVLine. La canción original, en inglés, "Soft kitty", al parecer habría sido escrita en 1937 por la poetisa ya fallecida, Edith Newlin.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Hoy sus hijas Margaret Perry y Ellen Chase afirman que los derechos les pertenecen.

Las hijas de la poetisa han iniciado una demanda por infracción de derechos de autor al repetir la canción de cuna.

Según ellas, la cadena CBS debe recompensarles ya que "la letra de Soft Kitty ha jugado un papel destacado en el desarrollo y representación de uno de los personajes principales del programa". Pero CBS no ha sido la única demandada, sino también Warner y FOX entre otras plataformas. En la demanda, se acusa también a los productores de la sitcom de atribuirse la autoría de la canción en los títulos de crédito.

En la serie escuchamos por primera vez esta canción de cuna cuando Sheldon pide a Penny que le embadurne con Vicks Vaporub y la convence para cantarle la canción. La melodía ha sido uno de los clásicos de la serie que de vez en cuando se repite de manera renovada. 

Durante un evento donde se reunió al casting completo de la serie, su creador Chuck Lorre fue preguntado por el origen del tema, a lo que contestó que se trataba de una canción que la hija del productor de la serie, Bill Prady, solía cantar en el colegio, por lo que se les ocurrió utilizarla.

Vídeos destacados del día

Poco podían sospechar que nueve años después se convertiría en una demanda. En cualquier caso, es el menor de los problemas de una de las Series favoritas de los estadounidenses y del mundo entero, siendo de hecho la serie más vista en 2014-2015, con una media de 15 millones de espectadores.