El mundo de la tauromaquia es un mundo conflictivo. Por un lado están los sectarios tanto en contra así como a favor de ella. El problema surge cuando ambos creen que sólo la prohibición o la generalización de ella es la solución. Como es normal en una democracia, ya sea más o real o más pintoresca, es que se respete una posición u otra. Cuando el insulto y el intento de descrédito entran en juego ambas partes pierden el juicio de la verdad.  Es cierto que la oposición a la tauromaquia parece haber crecido exponencialmente, al igual que ha crecido exponencialmente la defensa férrea de ella, es hora de que ambas posturas empiecen a convivir.

Parece raro pero no es tanto, como indican muchas de las fuentes que nos informan, el principal escollo es que es la propia tauromaquia la que recibe una cantidad de subvenciones que el propio parlamento europeo ya está poniendo en duda. Son varios los seguidores, pero más aun son los detractores de la tauromaquia los que afirman, “no queremos que se prohíba, simplemente que no reciban dinero público, que se autoabastezcan con los ingresos que generan. ¿No dicen que generan tanto dinero? Pues que no pidan.”

        La “trifulca” tiene su punto de origen en la entrevista realizada por el publicista, Risto Mejide al matador Julián López “el Juli”. En una entrevista dura y agresiva donde el propio entrevistador calificó de “asesino en serie”  al diestro. Risto que él mismo se ha definido como totalmente contrario a la tauromaquia no dio un respiro al matador más representativo de la tauromaquia española actual.

Vídeos destacados del día

Fue el propio Juli el que se defendió “No soy ningún bárbaro. Al año van más de seis millones de personas a las corridas de toros, no creo que seis millones de personas sean bárbaros”.

      Cuando parecía que la entrevista ya era agua pasada de molino, ha sido el propio Carlos Herrera el que ha vuelto hacer referencia a ella. El director del matinal de la cadena COPE, criticó en un artículo en la revista “XL Semanal” donde hizo un alegato en pro de la tauromaquia y sin mencionarlo se dedicó a criticar al publicista al que llegó a decirle “tonto en serie”, eso sí, sin mencionarlo en ningún momento. Herrera propenso a meterse en este tipo de líos, ya tuvo que pedir perdón por afirmar “la feria de Sevilla sin niñatos”, acompañada de una foto de Espartaco. Cuando el mundo de la tauromaquia lo criticó pidió perdón públicamente ya que el propio periodista sabía que se había excedido en la palabra “niñatos” para referirse a los toreros que no quisieron torear en Sevilla.

        Tras las declaraciones del director de “Herrera en COPE”, el propio Risto Mejide declaro en la red social Twitter, “es un halago viniendo de quien viene. Feliz 2016!” Ambos personajes públicos muy propensos a la interactuación en las redes sociales.

       Lo cierto es que  más allá de si el publicista estuvo acertado o no en la entrevista a “El Juli” por su agresividad, lo cierto es que todo aquel que va a ser entrevistado por Risto Mejide es sometido a la misma agresividad, sea quien sea. No se puede decir lo mismo de los entrevistados en el matinal de la COPE, donde se puede ver como los conservadores son atendidos más cordialmente, mientras que los progresistas son perseguidos ideológicamente, por lo tanto son muchas las fuentes las que afirman que Herrera no es quien para dar lecciones en esta etapa. Etapa caracterizada por haber radicalizado un poco su discurso hacia la derecha, donde en muchos casos se recurre al insulto, si no él mismo sus colaboradores como Salvador Sostres o Leguina.