La decimoquinta edición de gran hermano fue una edición llena de amor y de ella se formaron varias parejas a la salida del concurso. Recordaremos siempre a las primas y los primos que concursaron y se enamoraron en la casa, y ya fuera de ella, se fueron conociendo mejor y al final surgió el amor entre Yolanda y Jonathan.

Aunque el primo siempre se mostraba reacio a mantener una relación con Yolanda, porque según él decía, tenía una persona especial fuera, pronto se desencantó de esa chica y cayó en los brazos de la de Albacete.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Y la vida no les ha ido nada mal, han sido papás recientemente y los dos se muestran muy enamorados.

Otra de las parejas que dentro de la casa siempre negaban lo que sentían el uno por la otra, es la formada por Juanma y Azahara.

Al parecer los dos tenían una relación fuera de la casa. Azahara tenía a su chico y una relación confortada desde hacía varios años, y el primo también decía tener una chica fuera que le esperaba.

La atracción que había entre ambos era más que evidente, aunque ellos siempre lo negaran, la audiencia del programa se las sabe todas y no se le engaña tan fácilmente. Pero lo cierto es que después de convivir en Guadalix, los tortolitos no se han despegado en ningún momento.

Ya fuera de la casa, ambos decidieron romper con sus respectivas parejas y empezar una historia de amor que aún hoy está dando que hablar. Ahora todavía disfrutan de ese amor que se formó en el programa, y no dudan en compartir sus viajes y el día a día con sus miles de admiradores en las redes mediante fotos muy cariñosas.

Vídeos destacados del día

La verdad es que esta decimoquinta edición aun esta muy presente entre los seguidores del reality, y los propios protagonistas de esta historia nos han contado que se han decidido a dar el paso de pasar por el altar en este año 2016.

Juanma no dudó en hacerle a su chica el mayor regalo de cumpleaños que podía tener, y mediante una cena romántica, el primo le pidió matrimonio con un pedazo de anillo, y ella, sorprendida y emocionada le respondió que sí. ¡Así que este año nos vamos de boda!