El concursante de Gran Hermano VIP 4 ha pasado la raya y podría abandonar la casa de Guadalix de la Sierra en las próximas horas. Un comentario suyo a modo de mofa sobre las personas incapaces de valerse por sí mismas que reciben tratamiento médico está detrás del revuelo que a estas horas incendia internet.

Todo comenzaba en la noche de las expulsiones de este jueves. Jordi González conectaba con la casa y era el momento de conocer el veredicto de la prueba semanal y el súper les informaba en directo que la habían pasado y que por lo tanto tendrían cuatro euros más por persona y día para realizar la compra semanal.

Ya sin una obligación diaria detrás de ellos, como lo supone la prueba semanal que les consume una media de entre dos y cuatro horas diarias, dependiendo de qué tipo de examen sea al que se les somete, relajados, en el sofá, y después de haberse felicitado sobre su buen trabajo que les ha llevado a no cometer fallos y a conseguir superar la prueba, al mejor amigo de Chabelita se le calentó la boca.

Y lo hizo de la siguiente manera. En un momento determinado, y mientras gozaba de la presencia de su 'camaradería', es decir, Julián Contreras Junior al que llama su marido, Rappel, y alguna de las concursantes más jóvenes y lozanas, como Laura, Sema sacó el tema sobre qué tipo de prueba podría ser la que tuvieran que llevar a cabo esta semana, indicando que una de las pruebas que les podría tocar sería manosear arriba y abajo con sus manos la zona noble de un minusválido (esto dicho con otras palabras de muy mal gusto).

Una prueba que, según agregó el joven, sería muy muy jodida, a lo que tanto Julián Contreras Jr como Laura le rieron la gracia sin caer en la falta de respeto terrible e inadmisible en televisión que se acaba de cometer de manera completamente gratuita y agrediendo verbalmente a muchos de los seguidores del reality show decano de la televisión.

Vídeos destacados del día

Era al instante cuando se movían llamadas en la productora y la dirección del programa para estudiar qué medidas toman contra Sema. Todavía las están dirimiendo.