Aunque no sabemos si los amores a primera vista existen, lo que sí sabemos desde anoche es que los tonteos a primera vista, o si lo prefieren las atracciones a primer golpe de vista, sí que existen y prometen mucho.

Esto es lo que le sucedió a Carlos Lozano y Liz nada más conocerse. El atractivo presentador, uno de los más activos, positivos y divertidos del estreno de la cuarta edición de Gran Hermano en su versión VIP, no tardó ni dos segundos en fulminar con su mirada de galán, que tantos y tantos amoríos le ha valido según la prensa del colorín, para dejar prendada y sin palabras a la ex concursante de GH 10.

Así lo reconocía la guapísima concursante encajada en un ceñido vestido rojo que remarcaba sus curvas indicándole en su primer cruce de palabras con el que fuera modelo que le "intimidaba", para más tarde agregar que no sabía si eso era bueno o malo, a la pregunta de Lozano en relación a qué tipo de intimidación creaba en la joven.

Poco a poco la conversación fue creciendo, con el paso de la noche, y Carlos Lozano no dudó en dejarse caer tras el primer intento de piropo de la que fuera participante en MYHYV y Amor a Prueba para asegurarle que ella también le intimidaba a él, no sólo con sus miradas, si no también con la forma de expresarse.

Una serie de conversaciones cortas que fueron encaminadas a la intimidación que ambos presentaban al otro, la televisión, algunos conocidos y amigos en común, y en definitiva, a romper un hielo que tras las primeras horas de convivencia no sólo se había roto si no que también se había derretido en lo que todos los internautas que siguen el reality show bautizaron como el primer tonteo oficial de la casa de una pareja que apunta alto.

Muchos, fueron un paso más allá, y se aventuraron a indicar que, a pesar de que el presentador tiene una persona especial fuera, Carlos Lozano y Liz serán los primeros en regalarnos un edredoning a la audiencia dada la tensión no resuelta que existe entre ambos y que ya es evidente a los ojos de toda la casa.

Vídeos destacados del día

Veremos.