Un nuevo capítulo se escribe en torno a los concursantes de Gran Hermano 16. Sofía, la ganadora de Gran Hermano 16, ha decidido zanjar su relación sentimental con Ricky tras varias semanas fuera del reality. Por si esto no fuera poco, la de Pamplona ha comenzado una particular guerra con el que un día fue su máximo apoyo fuera y dentro de la casa. El propio Ricky ha confirmado que su ex la ha bloqueado de todas sus redes sociales y del Whatsapp, por lo que no puede hablar con Sofía. Además, ambos se dedican todo tipo de mensajes en sus cuentas de Twitter e Instagram. ¿Cuáles son los verdaderos motivos de su ruptura?

Amanda, una de las grandes rivales de Sofía dentro y fuera de la casa, podría ser clave en el fin de la relación entre la ganadora de GH16 y el canario. Según han explicado los propios protagonistas en sus redes, Amanda y Ricky se han hecho inseparables una vez fuera del concurso, llegando a forjar una bonita amistad.

Ambos se dedican mensajes en las redes de lo más cómplices, lo que muchos incluso han interpretado como el inicio de algo más que una simple amistad. Esto, sumado a la desilusión de Sofía con Ricky al ver muchas de las cosas que el canario dijo de la propia Sofía dentro de la casa, han terminado por hacer explotar a la pequeña de las Galdeano. La propia Sofía, que ha confirmado estar soltera de nuevo y abierta al amor, ha querido desahogarse con todos sus seguidores poniendo verde a Ricky y dando 'me gusta' a infinidad de mensajes que tachan al canario de traidor y de aprovechado por su nueva relación con Amanda, a la que Sofía sigue empeñada en llamar 'la plásticos'.

Por su parte, el propio Ricky ha confirmado que, pese a todo, sigue luchando por Sofía. "No he cerrado este capítulo, simplemente me han hecho dejar el libro a mitad", explicaba el canario.

Vídeos destacados del día

A pesar de sus intentos, lo cierto es que Sofía ya vuela libre y no nos extrañaría volver a verla en compañía de otro hombre más pronto que tarde y es que, desde su salida del reality, son muchos los pretendientes que la esperan con los brazos abiertos.