Lo de la concejala expulsada de ‘Ciudadanos’ es tan surrealista, sucio y rastrero que no se entiende como ‘GH VIP 4’ sigue dándole cancha y platós a una mujer que pretende que veamos lo que no ha sucedido y trata de enmerdar tanto a sus compañeros como al mismo programa.

Ella insiste en haber sido ‘vejada y abusada’, algo que no hemos visto en ningún momento y además, de haberse producido mínimamente algo de lo que ella afirma, no hay duda de que las personas implicadas hubiesen sido invitadas a abandonar el concurso rápidamente.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

No vio secundados sus delirios en el Debate del domingo y tal vez por eso ha decidido plasmarlos sobre papel y ¿A quién le ha dado su primera entrevista? pues claro está, a Kiko Hernández para la revista ‘Diez minutos’ que le concede un buen número de páginas a sus desvaríos.

El colaborador de ‘Sálvame’ reconvertido en reportero dicharachero, ha conseguido que la ‘concejala de Chicago’ suelte por su boca todo el rencor que lleva acumulado.

A la pregunta de quienes se han portado peor con ella no lo duda: ‘Rosa Benito y Rappel y Carlos Lozano de Ejecutor. Eso es lo que yo veía’. Naturalmente su ‘embalsamamiento’ ha vuelto a salir a la palestra. Hernández da por hecho que Carlos Lozano hizo lo que ella dice que hizo ya que le pregunta: ‘¿Cómo te sentiste cuando Carlos bromeaba con la posición de los dedos?’ Ella le contesta lo que se ha convertido en su leiv motiv: ‘La verdad es que me sentí humillada y vejada’. ¿Pero de qué? ¿Necesitó cinco días para procesar la supuesta vejación y denunciarla al programa?

Toda la entrevista es un despropósito, no sé si para que ella misma acabe de desprestigiarse o para permitir que siga atacando a Carlos Lozano a quien por lo visto al  ‘Universo Sálvame’ no les interesa que esté en la casa, pero que ha mantenido en todo momento un comportamiento exquisito con esta mujer que desde el minuto uno se le pegó como una rémora y eso lo hemos podido ver quienes seguimos el 24 horas.

Vídeos destacados del día

Que pretenda dar clases de moral atacando a quién nada le ha hecho, demuestra lo bajo que se puede llegar por ganar dinero y fama. Dice no haber visto ducharse ni a Rosa ni a Julián, dos de las personas más limpias de la casa. Insinúa que Rosa podría querer algo con Rappel, qué Julius es un cocinero de andar por casa e incluso habla de la sexualidad de Javier Tudela y el ‘pequeño Nicolás’.

Por fin, al final de la entrevista nos queda claro cuáles son sus premisas: trabajar en ‘Sálvame’ ya que le encanta J.J. Vázquez y según ella se llevaría muy bien con Mila y con el propio Kiko Hernández. Sobran las palabras.