Tremenda la tensión que se está viviendo en la casa a las pocas horas de haberse abierto la puerta de la casa de Guadalix de la Sierra para los concursantes de esta edición después de un fin de semana que nos ha dejado el establecimiento definitivo de dos grupos dentro de la casa.

Hablamos de los grupos formados por los amos o faraones y los formados por los esclavos cuya relación, a tenor de cómo de en serio se han tomado los papeles unos y otros ha empezado a dejar malas miradas, gestos desafiantes, palabras fuera de tono y hasta amenazas de las que venimos haciéndonos eco desde que sucedieran en directo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Si primero fueron Francisco Nicolás y Carlos Lozano, quienes estuvieron a punto de llegar a las manos desde que el que fuera presentador de Operación Triunfo insinuó que el Pequeño Nicolás era gay y que no se atrevía a confesarlo porque nadie en el Partido Popular lo hubiera aceptado, diciendo el acusado que si hubiera estado en la calle le hubiera dado "dos hostias", ahora han sido otros dos participantes los que han cogido el hacha de guerra.

Concretamente Rappel y Carmen López, quienes han saltado después de que la que fuera concejal de Ciudadanos haya decidido abandonar la prueba semanal al no poder afrontarla y aguantarla más, dejando al resto de sus compañeros al pie de los caballos y menguando su presupuesto, en el caso de perder la prueba, como se espera que suceda, en una cantidad realmente ínfima.

Una situación que ha sacado de sus casillas al vidente que no ha dudado en tildar de "loca" y de "mentirosa" a Carmen López tras levantarse de la mesa y marcharse en mitad de la prueba dejando al grupo tirado lo que ha llevado al veterano de la casa a indicar que si por él fuera le daba "dos hostias".

Unas palabras muy fuertes que podrían tener consecuencias por parte de la dirección del programa al ir acompañadas de un "ves al psicólogo" que sin embargo no han encontrado, por suerte, respuesta por parte de la ex edil andaluza.

Vídeos destacados del día

De lo contrario la pelea hubiera podido ser de libro.