Ya han llegado a la casa de Guadalix de la Sierra los primeros encontronazos entre los concursantes de Gran Hermano VIP 4. Como era de esperar, la amalgama de personalidades, egos, y la primera prueba establecida por la dirección del reality decano de la televisión española están dejando ya momentos importantes dentro de la casa.

La falta de costumbre de muchos de los habitantes de la casa a aguantar según qué tipo de comportamientos, a cargar con el desorden de otros, la falta de compromiso y de trabajo de otros y sobre todo las personalidades más potentes que habitan en la casa de GH VIP 4 han saltado pronto tras dividirse la casa en dos grupos marcando, posiblemente el devenir del concurso.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Así pues, en estos momentos tenemos dos grupos marcados por la prueba que también está suponiendo la división de la convivencia entre los que están haciendo el papel de faraones o amos por un lado, y los que están haciendo de sirvientes o esclavos por otro, siendo Julios el líder de los primeros y Belén la de los segundos.

Es precisamente Belén Roca la que peor está llevando eso de tener que estar disponible las veinticuatro horas del día para agasajar a sus faraones despojándose de todo el glamour con el que entró y teniendo que tragar literalmente sapos para no armar un cirio y romper con la convivencia tranquila que en las primeras horas se divisaba.

En el grupos contrario, el de los faraones, tampoco todos están sabiendo llevar su posición de autoridad con el tacto que requiere esa posición para con los que también son compañeros de concurso, lo que se ha traducido en algunas rencillas que tienen a Laura, Liz o a Tudela al borde de un ataque de nervios.

Hasta el momento, y aunque ha sido sofocada con velocidad, ya hemos tenido una primera gran bronca que ha enfrentado a estos dos grupos iniciada por Belén tras echar en cara que los faraones es estaban "pasando" con los esclavos.

Vídeos destacados del día

Donde las dan las pueden tomar, porque en los próximos días podría haber cambio de papeles dejando a los faraones como esclavos y viceversa.