Un mes después de las Elecciones generales en las que ningún partido logró mayoría absoluta, España sigue sin encontrar presidente. Por si esto fuera poco, se suma la corriente republicana que sufre nuestro país. No, no nos referimos al partido de Pablo Iglesias, ni tampoco a ERC, tampoco por la Infanta Cristina y Urdangarín por el Caso Noos... ¡Nos referimos a la corriente republicana que sufre nuestra Televisión!

Si hace unos años, la serie de TVE Isabel (Michelle Jenner), triunfaba en cada capítulo y conseguía incluso ser líder de audiencia en sus tres temporadas, su heredero, Carlos, rey emperador (Álvaro Cervantes) , no está consiguiendo el mismo éxito, tal es así que el próximo lunes saldrá por la puerta de atrás con la emisión de un doble episodio.

 

La ficción, que empezó sus emisiones con cierto apoyo por parte del público (15,6 %), ha visto como semana a semana iba perdiendo la dura batalla del Prime Time. La cadena pública no conforme, la retiró de la parrilla durante las navidades pensando que un descanso le vendría bien  y conseguiría reponerse, pero la verdad es otra muy diferente.

El pasado lunes la serie marcó un irrisorio 9 % de share, algo inconcebible para los tiempos que corren actualmente en nuestra televisión, en la que una ficción no tiene cierto “éxito” si no consigue un 18-19 % de share. Tal es así que la cadena pública ha decidido unificar los dos últimos capítulos de la ficción histórica, para quitársela de encima y pasar a otra cosa. Lo que llamaríamos un “Hasta nunqui”.

Otras princesas que no logran hacerse con el trono del Primer Time, son las de Cuatro.

Vídeos destacados del día

El día de su estreno cosechó un respetable 8,3 %, una cifra casi dos puntos por encima de la media de la cadena, en la segunda emisión ha caído por debajo del 8 %.

Si las anteriores versiones “Un príncipe para Corinna” y “Un príncipe para Laura”, recordaban mucho al exitoso programa de encontrar pareja “Quién quiere casarse con mi hijo”, de la misma cadena y productora. En ésta edición del nuevo cuento de hadas de Cuatro, se ha profundizado más en los gags, la música de fondo, los momentazos de las princesas, las frases célebres de los pretendientes… y todo ello fusionado por una de las mejores ediciones y montajes que hemos podido disfrutar en los últimos años. Lástima que la única innovación que haya tenido el programa sea la incorporación de tres princesas en vez de una.

Esperemos que no tengamos que ver a las princesas de Cuatro, como a la Infanta Cristina, sentadas en el banquillo de los acusados, culpables de hundir el formato.