Tras el lanzamiento del libro 30th Anniversary Dragon Ball Super History Book, Akira Toriyama ha dejado un breve comentario sobre Dragon Ball Super, respondiendo así, su visión y perspectiva que él mismo tiene de la serie. Su comentario fue el siguiente:

"Dragon ball una vez se ha convertido en una cosa del pasado para mí, pero después de eso, yo me quedé chico por causa de la película live-Action, reescribí un guión entero para una película y ahora estoy reclamando sobre la calidad del nuevo anime de la tv. Parece que dragon ball se impregnó tanto en mí que ya no puedo abandonarlo."

Asimismo, en una entrevista con el mangaka y Najoo Ooishi, se les preguntaron lo siguiente:

Entrevistador: Se dice que los kaioshins son la clase más alta del universo, pero, ¿Cómo convertirse en uno de ellos?. 

Akira: Nadie puede.

Los kaioshins ya nacen siendo uno. Aunque ahora existen dos en total, si uno de ellos muere por accidente, otro nace en su lugar, así como las plantas. En el reino de los kaioshins funciona de ese modo. Si no hay accidentes, se dice que sus expectativas de vida podrían alcanzar al rededor de 75.000 años 

E: ¿Quién realmente apresó al supremo antepasado en la espada Z?.

A: El kaioshin crea planetas, mientras que el dios de la destrucción los destruye. Casi nunca se encuentran, pero una vez cada mil años, se reúnen en sus reinos. En aquella época, tuvieron una discusión sobre algo que no es un problema, y un dios de la destrucción se enojó fácilmente. Selló al viejo kaioshin en la espada Z. Por supuesto, no habría derecho de destruir todo el reino de los kaio. El dios de la destrucción que ocasionó todo eso, fue Bills.

Vídeos destacados del día

Te recordamos que por motivos del aniversario número 30, estarán saliendo muchas novedades y noticias que no te querrás perder. Ahora mismo, la tendencia es la adquisición del super history book, que comprende datos muy reveladores de la saga, asi como también, algunas curiosidades muy interesantes del mangaká y de los personajes icónicos que nos han ido acompañando desde la niñez hasta el día de hoy.