A estas alturas, para nadie son desconocidas las protagonistas de AB FAB (Absolutely Fabulous). Edina, una relaciones públicas víctima de la moda y Patsy, una ex modelo y editora de moda de trapos no muy limpios que hicieron estallar las pantallas del Reino Unido con sus aventuras en el universo del lujo, las fiestas desenfrenadas y las pasarelas internacionales.

El suceso de AB FAB cruzó las fronteras y en los Estados Unidos fueron incluso más aclamadas, elevadas a personajes televisivos de culto.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Y es que una de sus protagonistas, Joanna Lumley, fue en realidad una de las modelos insignia de los años sesenta y setenta junto a Twiggy. Tras su paso por series televisivas de poco impacto, Lumley cayó en problemas de alcohol y dinero.

Fue la actriz y comediante Jennifer Saunders la que basándose en experiencias de Lumley, crearía un show que se reiría hasta lo indecible de los entresijos del mundo de la moda, la música y el entretenimiento.

Absolutely Fabulous debutó por las pantallas de la BBC el año 1992 y acabó en 1996. Posteriormente volvería a las pantallas entre los años 2001 y 2004. El espectáculo basado en una idea original de Saunders y Dawn French, volvería en tres capítulos para el vigésimo aniversario de la serie, y el próximo paso sería la gran pantalla.

Durante el 2015 comenzó el rodaje en el Reino Unido y el sur de Francia, donde aparte de su elenco original compuesto por Saunders y Lumley además de Julia Sawalha, Jane Horrocks y June Whitfield, se suma la participación de Kathy Burke, Emma Bunton y la modelo Cara Delevigne.

Vídeos destacados del día

Asimismo, desfilarán por el film un impresionante número de celebridades, Kate Moss incluida. 

La esperada cinta promete ser uno de los mejores estrenos de este año, pero sus productores han tenido que pedir al elenco y al equipo el cese inmediato del consumo de alcohol durante el rodaje. Se sabe que entre risas las fiestas eran infinitas y estaba todo escapándose de las manos. Las borracheras en pantalla, al parecer, fueron tomadas literalmente ante la sorpresa de los productores quienes afirmaron tratarse de un caso donde "La vida imitaba al arte".

Su creadora, Jennifer Saunders, promete entregarnos la película más graciosa de nuestras vidas. Sobre la advertencia de los productores, ni el representante del film ni el elenco han querido hacer comentarios al respecto.