La habíamos visto presentando programas más ‘serios’ con mejor o peor acierto, pero ayer nos dejó claro que lo suyo son los realities. Sandra Barneda estuvo divertida, siguió las bromas de Torito, algunas subidas de tono, con naturalidad y gracia. Ella salvó un Debate peñazo muy centrado en la relación de los hermanos políticos Laura y Javier, con la presencia casi invisible de la madre de él en plató que solo balbuceaba alguna frase cuando directamente Sandra le preguntaba.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

El resto del tiempo Makoke ejerció de convidada de piedra pero aprovechando cualquier ocasión para ponerse de pie y lucir palmito.

El hijo de sus entretelas (las de Makoke) lleva la lección bien aprendida y no pierde ocasión con su actitud falsamente conciliadora de dejar en evidencia a la hija de Matamoros, el rival a vencer y a la que siguiendo las directrices de mamá intenta que nominen la primera.

El chico es un poco mueble de Ikea, pero ha encontrado apoyo en la amistad que desde el minuto uno le ha mostrado ‘el pequeño Nicolás’, Fran para los amigos.

Estaba claro que un personaje como Fran entraría a la casa con los deberes bien hechos y al parecer así ha sido, lo malo es que si no mide lo que dice se va a meter en más de un lío. De momento el llamar ‘consumidor de sustancias’ a Carlos Lozano, le va a costar una demanda por parte de la ex mujer del presentador y madre de su única hija.

Sema se ha convertido en el correveidile de esta edición y plenamente integrado en el universo femenino de la casa, no pierde ripio en contar a sus amigas todo lo que ve y escucha. Julius ya ha amenazado con marcharse si pierden la prueba, que la van a perder. Se niega a que su imagen de cocinero que es lo que ha venido a vender se vea maltrecha por la falta de elementos comestibles con los que hacer algo mínimamente digno.

Vídeos destacados del día

Tranquilos no se va a ir.

La ‘concejala de Chicago’ sabíamos que acabaría hartando a sus compañeros por su imparable verborrea, su divismo y sus aires de grandeza intelectual y así ha sido. Le contó a Sema y a todo el que quiso escucharla que venía ‘tocada’ y hemos podido comprobar que ese ‘tocamiento’ afecta a su psique. No hay más que ver la bronca que le montó a los ‘faraones’ Carlos y Rappel cuando trataban de embalsamarla.

Quiso ir de sexi momia provocadora, pero fue incapaz de aguantar que sus embalsamadores le siguieran el juego y a mitad de la prueba se levantó indignada, llorosa y como en el tango ‘fané y descangayada’. Un drama absurdo producto de la estrategia que ha adoptado viendo que no va a poder dominar la casa que era lo que pretendía. Más tarde quiso bajar de su pedestal para departir con Rappel que se negó en redondo a escuchar su perorata. El vídeo de la bronca se podrá ver este martes, tarde como siempre.

La estrategia de Carmen es de las más claras. Se trata de salir expulsada la primera y para conseguirlo aprovechará cualquier situación para liarla y llorar, mostrándose a la audiencia como victima de bullying.

Lo único cierto es que ninguno es ya capaz de aguantar su pesadez y sus elucubraciones.

Ella se ve ya fuera de la casa haciendo platós, ‘Deluxes’ y bolos a gogó, donde poder lucir cultura y politiqueo absurdo. ¿Pues no dice esta señora que es republicana y cercana a la izquierda? ¿Y qué hacía militando en un partido claramente de derechas? Lo que hay que oír.