Que David Muñoz, actualmente autobautizado como Dabiz Diverxo, es un tipo diferente, es algo obvio desde que salió a la palestra como cocinero vanguardista hace unos años.

Diferente en su aspecto, lejos de la habitual imagen a la que nos tienen acostumbrados los grandes de la cocina española, en la estética de sus restaurantes (cerdos con alas en su querido Diverxo, haciendo alusión a su espíritu soñador), y en su forma de ser rotunda, a veces cercana, y a veces chocante.

El documental El Xef, nos muestra el arranque de Diverxo y de su última creación, Streetxo, un intento de acercar sus creaciones a todo tipo de público, y sobretodo, de bolsillos (el menú más económico de Diverxo es de 165€).

Un concepto diferente, según señala el cocinero, más relacionado con la comida de la calle que ha podido degustar en sus viajes por todo el mundo.

El programa engancha. El formato es fresco, y trepidante. Mezcla los viajes de Dabiz, y sus impresiones sobre la comida asiática, fuente de inspiración para muchas de sus creaciones, la creación de nuevos platos para Streetxo, el cambio de local de Streetxo de El Corte Inglés de Callao al de Serrano, el día a día en Diverxo, y la relación con su equipo.

Dabiz ha recibido críticas de todo tipo, y es que, lejos de cuestionar su cocina, el carácter del cocinero despierta controversias.

Consciente o no de ello, el cocinero aparece en ocasiones endiosado, hablando de sí mismo como el nuevo referente de la cocina europea, en el último programa cocinando en Nueva York.

Vídeos destacados del día

Se muestra impulsivo, nervioso, y en ocasiones duro con un equipo que muestra un trabajo incansable.

La mirada de ira a uno de sus cocineros que corta mal una trufa, no despierta simpatías entre el gran público. Poco acostumbrado a este tipo de producto, y sobretodo a un chef altanero en exceso.

El Xef está acercando al público a una cocina de vanguardia, pero alejándole de su creador. 

Y es que cuando Dabiz Diverxo era David Muñoz, el cocinero con aspecto de barrio que había conquistado la alta cocina, el público enpatizaba con él, aún sabiendo que quizás nunca pudiesen saborear una de sus creaciones.

La brutal campaña de publicidad que es El Xef hacia David y sus restaurantes, puede estar consiguiendo el efecto contrario al esperado. 

Esperemos a ver qué nos depara la cuarta entrega del documental.

Juego de tronos. La provocación de Ramsay Bolton a Jon Nieve

Maikel, de MYHYV, condenado por agresión